Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 

Arriba: Marcelo Gallardo (Entrenador de River, carne de cañon del periodismo, eterno buscador de equipo titular); Barras de San Martin de Tucumán (termos violentos); Thomas Tuchel (Desempleado, echado sin causa).

Abajo: Chiqui Tapia (presidente de todo el futbol argentino, investigado por garca); Periodismo deportivo (gritones, vendehúmos, vedettes, calentones, llorones, guionistas)

Selección.

Hermoso el partido entre San Martin de Tucuman y Belgrano que se jugó como si nada, cuando afuera había un muerto producto de la eterna disputa entre barras, esta vez de San Martin de Tucuman. Cómo en todas las barras, hay disputas internas y coso. En este caso al que mataron, delante de todos fue a un barra apodado “Berenjena”, al que lo hicieron boleta porque lo acusaron de “traidor” y coso. Siga, siga.

“Gallardo cumplió un ciclo”, “Lautaro Martínez cerró su Instagram porque lo guampearon” … algunos de los dos temitas que trató el tan querido periodismo deportivo que tenemos sentaditos en paneles. River perdió bien, hace rato que no encuentra al equipo y Boca ya le agarró la mano (pero esto es para otro párrafo). El tema es el de siempre, nuestros queridos periodistas de cada día nos regalaron momentos de tensión o actuaciones (Pagani vs Distasio) como para abrir todas las ventanas y no morirnos por monóxido de carbono. Luego saltó lo de Lautaro, que no tiene una poronga que ver con lo futbolístico. Hasta la metieron a Tini en el bardo por el caso de De Paul. En fin, nada nuevo bajo los paneles deportivos.

River perdió el superclásico. Gallardo sigue buscando un equipo, trajeron refuerzos que no eran tan de jerarquía como los que se fueron y así anda a los tumbos. Ojo que Boca tampoco se reforzó mucho, pero bueh. El superclásico es un partido aparte, con esto no decimos nada nuevo. Pero en los últimos años Gallardo le había puesto una mística a su equipo en este tipo de partidos que parecía que eran invencibles. Esa mística se perdió o se fueron con tantas ventas. Hablar del superclásico ya parece viejo y que fue el año pasado, pero no fue el último domingo, pero como la LPF metió una fecha en la semana, nos descajetó todo. La cosa es que Gallardo lloro, Distasio lloro y Pagani se calentó, todo fue una confusión. Luego, Banfield terminó de empujarlo para terminar una semana de mierda para el Millonario. Si bien River tuvo la pelota y generó ocasiones, pero choco contra un enorme Cambeses y la defensa riverplatense demostró una vez mas que es un flan, pero sin crema ni dulce de leche. Así River y Gallardo cierran una semana bastante chota, pero no es ni fin de ciclo, ni el apocalipsis como dijeron los agoreros de más arriba.

Increíble pero real, a Thomas Tuchel lo rajaron del Chelsea sin preaviso, sin telegrama sin nada. Si antes de ayer nomas salió campeón de la Champions y del Mundial de Clubes. Que poca paciencia tienen los nuevos dueños eh. Actualmente el equipo esta sexto, luego de un mal arranque, viene de perder la final de copa FA contra el Liverpool por penales, quedó tercero en la Liga anterior, en la Champions anterior se quedó afuera con el Real Madrid, a la postre campeón… Medio exitistas los nuevos dueños. La desocupación ya anda haciendo estragos. Pensar que don Thomas cuando el club quedó en banda tras la retirada del ruso Abramovich, puso la cara, al equipo… Así te pagan, viejo. 

Por un mail anónimo al Chiqui Tapia lo van a investigar por defraudación y lavado de dinero. Si es por defraudación, hace rato nos defraudó a todos, bah nunca le tuvimos fe. En fin, lo cierto es que será investigado por el juzgado federal de Campana. Hasta ahora no trascendió si esa denuncia está vinculada o no al fútbol o si es por otra cosa. Por las dudas el Chiqui ya está pidiendo la asistencia del VAR. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top