Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5



Arriba: Leonardo Fernández (Ex entrenador de Central); Periodismo deportivo argentino (Manga de vendehúmos dedicados al morbo actualmente); Facundo Tello (Árbitro indeciso).

Abajo: Christian Bassedas (Ex entrenador de Olimpo); Gustavo Grabia (Periodista adicto al delineado de ojos, mercenario); Temporal (suspendedor de partidos).

Selección.
Se fue nomás Leonardo Fernández como DT de Central. Era una crónica anunciada. Encima se le había filtrado un audio donde recontra puteaba a la dirigencia y la cuestionaba. ¿Tenía razón en el audio? La respuesta es: Seee. Pero, los malos resultados fueron los verdaderos culpables de la renuncia del DT. Hacía rato que no pegaba una y si bien la gente no lo puteaba (ni creemos que lo iba a hacer), lo cuestionaba y mucho. Ya sea por cambios, táctica o simplemente porque Central se transformó en una máquina de perder.


En el medio del tema del escándalo de los abusos en Independiente, Gustavo Grabia no tuvo mejor idea que tirar TNT, nafta y kerosene al fuego, nombrando a las víctimas… cuando él mismo había criticado los dichos de  Natacha Jaitt, sobre los supuestos implicados en los abusos.  Si obvio, hay una diferencia abismal, puesto que los nombres que tiró Grabia están en la causa y fueron aportados por un testigo, pero… ¿Realmente daba hacer eso? Todo el mundo salió a matarlo por todos lados. Desde Götze que nadie fue tan puteado. Recién ahí salió a pedir disculpas en forma pública y a las familias implicadas. En el medio, Benitez habló luego del partido frente al Corinthians y se quebró varias veces… El periodismo argentino hace rato que la viene errando fuleramente. Por supuesto que el deber ser del periodismo es informar, pero una cosa es eso y otra muy distinta es cagarse completamente en todos por unos puntitos de rating, fama o tener la pija más grande que otro en cuanto a primicias. El periodismo, el fiel reflejo de lo que somos.

Se suspendió Gimnasia contra Boca gracias al temporal del ojete que hubo el fin de semana pasado. Al principio parecía que se jugaba. Facundo Tello, el árbitro del encuentro, salió por primera vez al campo de juego y dijo que si seguía así, se jugaba. Y si, la cancha estaba medio abnegada, con agua, pero si el árbitro decía que se podía jugar, se podía jugar. Tello entró al vestuario, habló con los protagonistas (suponemos que jugadores, cuerpo técnico y… dirigentes) y volvió a salir. Esta vez para anunciar que no se jugaba porque no daba… No, no volvió a caer una tormenta, solo siguió lloviznando y lloviendo tranquilamente. O sea, que la cancha no cambio mucho desde la primera salida del árbitro de apellido de albergue transitorio. ¿Qué pasó? Y… a partir de ahí se dijo de todo. Qué los dirigentes de Boca lo apretaron, que Guillermo también porque quería preservar a sus jugadores para el partido contra Junior… Tello generó más dudas que Dujovne como ministro de economía. Consejo de amigo: Si sos influenciable por la dirigencia, no digas “se va a jugar”, simplemente deci: “lo’tamo’ viendo”. Y todos contentos.

No daba más la relación de Christian Bassedas con el hincha de Olimpo. El conjunto de Bahia Blanca descendió de categoría hace dos fechas pero la derrota por goleada frente a Tigre y encima de local precipitó la salida del DT. Al parecer Bassedas ya tenía todo acordado para continuar como entrenador y preparar la vuelta de Olimpo a primera, a pesar de que casi ningún hincha lo bancaba. El ex jugador de Vélez ya había comenzado a probar jugadores para afrontar la próxima temporada, y en ese probar Tigre le metió cinco pepas y lo catapultó afuera.

Y el temporal hizo suspender una bocha de partidos en el ascenso y en primera, sino que también un montón de polémicas. En Racing-Arsenal, nos enteramos unas 6 horas antes que el partido se suspendía, porque los accesos a la cancha estaban abnegados. Las malas lenguas dijeron que desde la Academia querían preservar el campo de juego para el partido de la Libertadores… En fin, pero más allá de lo futbolístico, que es un seguidísimo plano. Esta serie de tormentas se cobró dos vidas y causó destrozos por todos lados. Realmente una terrible cagada.

Banco de suplentes.
Roddy Zambrano (árbitro ecuatoriano, ciego, falto de perspectiva)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top