Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 

Arriba: San Lorenzo (Club sumergido en una crisis existencial); Periodismo (Lobbystas, antibattaglia); Sebastián Battaglia (Entrenador de Boca, agarrado de punto por el periodismo, sus equipos suelen traer complicaciones oculares).

Abajo: Marcelo Tinelli (Licenciado eterno, dubitativo, dudoso, adicto a rascarse el hongo); Ricardo Centurión (Adicto a irse mal de todos los clubes, partuzero, faltador); Paris SG (Club con hinchas que no hay poronga que les venga bien, llenos y quejosos).

Selección.

Paso el titular de la Secretaria de Comercio y dijo que San Lorenzo es un quilombo. El Cuervo tiene más quilombos encima que Ricardo Centurión. Vamos a arrancar con él justamente. Tanto se hinchó las bolas por Ricky en el mercado de pases que finalmente San Lorenzo lo incorporó y terminó como todos sabíamos: partuza, videos en redes sociales y carta documento del CASLA por los faltazos. Justo en un clima hermoso que vive San Lorenzo. La cosa es que ahora, parece que se lo devuelven con moño a Vélez, que es otro equipo que anda para atrás. Y hablando de devoluciones, en cualquier momento a Marcelo Tinelli también lo devuelven en una canasta y lo dejan en las puertas de canal 13. El cabezón, a quien le piden la renuncia desde hinchas, oficialistas, opositores y casi hasta el Papa Francisco, sigue de licencia y mandó un tweet jugando al misterio. El verdadero misterio es el futuro de San Lorenzo, hundido en lo deportivo, institucional y económico. Ni a Donatti le dan ganas de ir a entrenar…

Hay una hermosa guerra entre el Periodismo y Sebastian Battaglia desde hace rato. Desde su cuarto partido, más o menos, que el periodismo da por finalizado el ciclo de Battaglia y están dele serrucharle el piso. Battaglia tampoco ayuda mucho eh. Ver un partido de Boca es un dolor ocular comparable a operarse de cataratas con un tramontina. Entrar a los portales deportivos masivos, es ver una catarata de notas donde van desde el “fin de ciclo” al “¿hasta cuándo va a seguir?”. Ya lo dan por eliminado en la Libertadores, cuando faltan 3 partidos, dos de ellos de local y con chances en Copa Argentina y Copa de la Liga. No queremos defender a Battaglia, pero tiene chances en todos los frentes. Si Boca juega como el culo y es una tortura mental ver los partidos, pero tampoco la exageración. Si a esos periodistas les pagan para hacer lobby, solo queremos decirles: mándenos un mensaje privado, le pasamos el CBU y también le empezamos a dar eh.

Calculamos que a ningún hincha se le pasaría por la cabeza irse antes de la cancha a festejar para “protestar” contra los jugadores, el cuerpo técnico y los directivos. Esto le sucedió al Paris Saint Germain, que ni saliendo campeón tiene paz. Obtuvo su liga número diez, pero los ultras o barras, en ligar de ponerse contentos se enojaron con todos diciendo que no estuvieron a la altura. Si, está bien, querían la Champions y más con un plantel como el del PSG. Pero amiguito, entraste a la historia, llegaste a la liga número 10 ganada, a igualar al Olympique de Marsella y el Saint Etienne, como máximos campeones, papá. No es moco de pavo. Muchos siguen en contra del jeque y el grupo árabe que aterrizó allá por el 2011. No vamos a defender al grupo de multimillonarios árabes, pero antes de su llegada el PSG tenía dos ligas pedorras y la ultima la habían ganado en el 93/94. La bronca no es porque es el club no es de los socios (antes era propiedad de canal+), sino porque no obtuvieron la Champions. Se quejan de llenos, viejo. Tráelo al Jeque acá, con que te gané una copa Argentina te hacen un monumento. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top