Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 

Arriba: Arbitraje argentino (manadas de ciegos impunes con fines de cagarte o beneficiarte); Chiqui Tapia (Grondona 2.0, Grondona sin carpa, Grondona); AFA (Nido de corruptos, grondochiquitapista); VAR (Coso), Joan Laporta (presidente del Barcelona, garca, mentiroso, destructor, rajaidolos)

Abajo: Barras (Termos violentos las 24 hs); Periodismo deportivo argentino (Bandada de veletas, adictos al lobby); CONMEBOL (Panal de garcas, Grondonista); Marcelo Tinelli (Odiado en San Lorenzo, en el trece, en la LPF, ¿mufa?); Liga Profesional de Futbol Argentino (Ex Tinellista, actual Chiquitapista y Grondonista, caja); Coronavirus (enfermedad de mierda).

Selección.

Se vino el antiequipo anual. No hicimos el 2019 y el 2020 pero más o menos las caras son siempre las mismas. Arrancamos con el arbitraje, que va de la mano del VAR. Acá vamos a hacer un parate. Primero vamo’ a darle al arbitraje argentino. Si en Primera División el arbitraje fue horrible, con errores infantiles, réferis lejos de las jugadas, penales inexistentes o evidentes no cobrados… imagínense lo que fue el ascenso. Sobre todo, el de la Primera Nacional. Llamarlo errores arbitrales seria darle el beneficio de la duda, porque hubo penales cobrados tan mal que hasta Daredevil sin la ecolocalización veía que no eran penales. DESASTROSO. Nunca nos decepciona el arbitraje argentino. Por otro lado, está el VAR. El cual es utilizado como el terrible ojete. Pasa que las camaritas y todo eso vinieron sin instrucciones, y los 75 árbitros y asistentes se pierden rápido. Algunas veces hasta parece que lo usan mal a propósito, retrocediendo como tres partidos antes, o cobrando cosas que pasaron hace 10 años. Ah y lo visible no lo ven (nobleza obliga), como lo de Otamendi en el partido contra Brasil. Lejos de reducir la polémica, vino a traer más polémica que archivo de político.

Y este año estalló lo que todos estábamos esperando: la hecatombe, la debacle total. Una sucesión de hechos bochornosos que incluyo al Chiqui Tapia, a la AFA, a Marcelo Tinelli, a la Liga Profesional de Fútbol  La declarada guerra entre Tinelli y el Chiqui Tapia dejó un ganador claro: el Chiqui Tapia. El mandamas de la AFA lo sacó a pasear en chota al cabezón: Selección Argentina campeona, fotito con Messi, Barracas Central a primera en forma turbina… mientras que del otro lado: San Lorenzo sacó menos puntos que Showmatch que fue levantado, y en cualquier momento lo levantan a Tinelli de la presidencia de la LPF. Chiqui Tapia Wins. Se lleva el Grondona de oro para la casa, don Tapia (NdeR: esto fue realizado antes del conclave de clubes, no sabemos si habrá fumata negra o blanca en la LPF). Claro, en el medio de esta disputa quedo inmerso el futbol argentino, por un lado, una Superliga con más equipos que los puntos de la inflación interanual, con equipos que tienen que vender al primer juvenil que da dos pases porque no pueden pagar deudas, la plata de la tele que se va por una rejilla. Una pelea que deja como saldo casi 26 equipos al borde de la indigencia, un torneo que no se sabe cuándo es copa, cuando es torneo o quien poronga juega la supercopa. Esto con Don Julio no pasaba.

Hablando de clubes fundidos, algo que no creíamos que iba a suceder, sucedió y fue gracias a Joan Laporta, fue verlo a Messi jugando para otro club y al Barcelona dando lastima económica, financiera y deportivamente. LAPORTA LO HIZO ♫. Con tono de “Menem lo hizo”.  ¡Messi yéndose del Barcelona sin dejar un mango! LAPORTA LO HIZO ¡Koeman rajando ídolos! A ÉL TAMBIEN LO RAJÓ ¡El Barcelona quedándose afuera en primera ronda de la Champions! CON ÉL SUCEDIÓ ¡El conjunto culé perdiendo casi 50% de ingresos! LAPORTA LO HIZO ¡Querer que Messi juegue gratis a pesar de que eso en la Liga no se puede! ÉL LO INTENTO… Él puede no haber hecho todo, Pero que hizo mucho nadie puede negarlo.  Él puede no haber hecho todo, Pero que hizo mucho nadie puede negarlo.

En otro año atípico, los barras siguieron con total normalidad, fuero titulares indiscutidos desde que volvimos, recordar un solo evento seria egoísta, recordar todos, sería interminable. Solo nos quedamos con la espontaneidad de estos sujetos, esa balacera que te toma por sorpresa en media avenida a plena tarde, o esas corridas que realizan en medio del barrio rompiendo todo a su paso como si fuesen un tifón, o esas cagadas a palos entre ellos para dirimir sus diferencias de forma tan pedagógica, o dando vuelta autos o directamente prendiendo fuego todo lo que se les cruce a lo Daenerys Targaryen sacada de odio.

En el año hubo un fenómeno meteorológico que se dio durante varios meses a partir del 10 de julio, más o menos a partir de las 23 horas. Un vendaval de viento producido por los veletas del periodismo hizo que se dieran vuelta a lo loco. Desde pasar a operar para Tinelli a tirarle flores al Chiqui Tapia, de tildar de “Messi no tiene que jugar más en la selección” al “Gracias Messi, no necesitabas demostrar nada”. Fue realmente épico lo del periodismo, sobre todo lo de los programas de panelistas, donde en lugar de festejar cada victoria de la selección velaban el cheque que se les escapaba por no poder hacer lobby con la derrota. Desde periodista a ex jugadores de la selección. Realmente hermoso. Esto se coronó en la entrega del balón de oro, cuando mostraron a Azzaro termeandola contra Messi. GRACIAS MESSI, GRACIAS SCALONI.

Antes de que salgamos campeones (aramos dijo el mosquito), la CONMEBOL hizo papelón tras papelón. Que se iba a jugar en Colombia igual a pesar de las protestas y del covid. A la CONMEBOL le chupaba tres huevos la situación social, y mucho menos, el covid en Colombia. Después que se iba a jugar acá en Argentina, pero justo se vino el pico de la segunda ola, o la tercera… la verdad que hubo más olas que San Bernardo un día de tormenta que ya no sabemos por cual ola vamos. En fin, Argentina se bajó, y la CONMEBOL fue a tocarle timbre a Brasil que los recibió con los brazos abiertos y el barbijo bajo. Durante todo ese periodo, varias selecciones amagaron a bajarse, hasta la misma selección brasilera (que al final jugó bajo protesta) al final no sucedió, Argentina salió campeona y TODOS AL OBELISCOOOOOOOOOOO.

Y bueno, este virus de la familia de los Orthocoronavirinae del orto, o mejor conocido como SARS-CoV-2, o coronavirus. Se nos ha llevado amigos, familiares, compañeros, vecinos… y no para, muta más y más. Solo resta cuidarse, porque por lo visto nadie se va a cuidar por uno. Cuídense, en serio, que esto si es serio.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top