Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Llegamos a los 9 años, no, no hay fiesta. El presupuesto no nos da ni para chizitos húmedos o palitos con gusto a aceite viejo de la época de las invasiones inglesas. Pasaron 9 años ya, estamos tan viejos que en cualquier momento Nelson Vivas nos invita a concentrar junto con el Chapu Braña, Damonte, Desabato y Verón.

En 9 años pasó de todo. Un año en la Argentina equivalen a más o menos un siglo en Suiza o a 350 años en Finlandia o a 365 días en Ruanda. Desde abril del 2008 para acá, vimos como los hinchas de River recibían a Fabbiani con caretas del Shrek, para luego putearlo al cabo de un tiempito. La vuelta del Diego a la selección como entrenador y como se comió 6 con Bolivia, 4 con los alemanes y el tocuen de Don Julio. En 9 años pasaron por la Selección. El Coco Basile, el mismo Maradona, Batista, Sabella, El Tata Martino y Bauza. Todo pasa. Hasta el mismo Don Julio que parecía eterno partió y dejó un descomunal despelote en la AFA y al día de hoy nos seguimos acordando de él, ya sea para pedirle que vuelva desde el mas allá a arreglar lo que dejó o para putearlo. Otros dos grandes que se fueron, pero al Nacional B fueron River e Independiente, impensado. En Boca volvía Bianchi pero esta vez para prenderse fuego. Perdimos tres finales, una del mundo y dos de América contra Chile. El Panadero Napolitano nos metería en los diarios del mundo tirando pimienta en un superclásico por la Libertadores.

Ganaríamos la ensaladera de plata en la Davis, desvirgándonos de una buena vez.  Pareto haría historia, al igual que los dirigentes de la AFA votando y empatando una elección 38 a 38 cuando eran 75 los electores. También prohibieron a los hinchas visitantes, pero la violencia sigue.  Messi se quedó con 4 balones de oro, pero con nada en la selección, renunciaría y volvería de la mano del Patón que duro menos que Vila como presidente paralelo de la AFA. Los Leones llegarían al pico máximo de los Juegos Olímpicos, alentamos a muerte a “Songuito” en Pin pong, para luego olvidarnos de él en menos de 24 horas. Se caía el avión del Chapecoense y vimos como brotaba el sentimiento de solidaridad en el mundo del futbol pero solo ayudarían de verdad un puñado de equipos. Fuimos testigos de la llegada de Daniel Osvaldo, para luego hacerse humo en su despedida. Vimos como salían campeones Boca, River, Banfield, Argentinos Juniors, Arsenal, Vélez, Newell’s, Estudiantes, San Lorenzo, Racing, Lanús… Vimos cómo se terminaba el futbol codificado y en su lugar reinaba el futbol para todos, también vimos su caída y nuevamente el ascenso del futbol pago.  Al Chiqui Tapia presidente de la AFA. A Blatter implicado en una orgia de sobornos, la caída de los peces godos de la FIFA, con muchísimos argentinos implicados… y podríamos estar enumerando acontecimientos hasta cumplir los 10 años.

Las cosas siguen igual o más podridas que hace 9 años, pero acá estamos para rociar con un poco de desodorante de ambiente a base de ironía, acidez o humor la podredumbre y que se sienta menos, porque de eso se trata.

Acá en la página también pasaron muchas cosas, arrancamos como un blog choto y hoy somos una página chota. Cuando empezamos teníamos el fiel pero rustico Paint, éramos medios termos, nos cagábamos en la ortografía —lo seguimos haciendo eh—, no teníamos secciones fijas, etc. Fuimos incursionando en el mundo de los cuentos sobre este magnífico deporte, dibujos, mejoramos la estética de la página, algunas ediciones de imágenes… Todavía falta muchísimo. 

Crecimos, como todo en este ispa: día a día. Entendimos a nuestra manera porque no había que ser termo. ¿Por qué vamos a joder a un hincha? Ese último peldaño del fútbol —último pero imprescindible—, forreado por todos desde dirigentes a políticos, pasando por jugadores, entrenadores, etc. Esto lo aprendimos con el tiempo, claro está, y es nuestra forma de ver las cosas, ojo no queremos hacer una filosofía barata de libro de autoayuda. Capaz que no ser “termo” no nos ayuda a ser “populares”, no nos importa, no estamos compitiendo contra nadie, no estamos acá por los números de visitas, ni por la cantidad de seguidores o “me gusta”. Estamos acá para ahorrarnos la guita del psicólogo y hacer terapia con esto, descomprimir y no para ser “el aguante” del humor haciendo humor de hinchadas, para “descansar” al hincha ya están los dirigentes.

Los agradecimientos van para ustedes, que si no fuese por ustedes hubiésemos durado menos que Bauza como DT de la selección. Eternamente gracias.

Salute.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top