Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Primer puesto. Guillermo Barros Schelotto (Entrenador de Boca, protestón, peleador, llorón, puntero eterno).

Segundo puesto. Santiago García (Goleador del campeonato, jugador de Godoy Cruz, gemelo de Mario Baracus).

Segundo puesto. Franco Armani (Arquero de River, arquero de selección, ídolo del Tino Asprilla).

Tercer puesto. Claudio Biaggio (Entrenador de San Lorenzo, austero, sacrificado).

Tercer puesto. Gustavo Alfaro (Entrenador de Huracán, sumador de puntos, defensivo).

Selección.
Guillermo Barros Schelotto cerró un gran campeonato: Salió campeón, hace 65 partidos que esta primero, recuperó a Gago y termino el torneo peleándose con Rapallini. Más allá de lo que suceda en la Copa Libertadores, el mellizo volvió a quedarse con la estrella, llegando a un bicampeonato. Con el diario del lunes uno ve que Godoy Cruz quedó a tan solo 2 puntos, pero Boca estuvo puntero desde la primera fecha y si bien parecía que el melli la Lavolpeaba toda, ganó en momentos claves. En la semana, cuando jugó el partido postergado con Gimnasia, salió campeón en el Bosque, luego de dimes y diretes, se enfrentó a Huracán con quien empató y el Melli aprovecho para festejar a las puteadas limpias contra Rapallini.


Lejos y en soledad en la cima de la tabla de goleadores quedó el Morro García. 17 tantos que le permitieron al Tomba poder luchar hasta el final y cerrar un campañón. Demás decir que el Tomba jugara una nueva Libertadores y ahora la preocupación de los hinchas del Tomba pasa por si el mister T de los goles se quedará o no.

River tuvo un comienzo de torneo flojísimo, a los tumbos, por debajo de la tabla. La segunda parte, desde que le ganó a Boca por la final de la Supercopa Argentina gano todos los partidos salvo uno. Mucho tuvo que ver el envión anímico, pero más tuvo que ver que trajo a un arquerazo: Franco Armani. Que Armani es un arquero de selección no hay dudas. Pregúntenle a cualquier hincha de Atlético Nacional. Ganó todo con el club colombiano. Y en River no desentonó. En el último partido frente a San Lorenzo, tapó todo cuando el conjunto de Boedo apretaba y encima Sampaoli lo metió en la lista de 35. Un semestre redondito

Curiosamente tenemos un tercer puesto compartido entre San Lorenzo y Huracán. El Pampa Biaggio por un lado y Gustavo Alfaro por el otro. Arrancamos por posición en la tabla. El Cuervo se reforzó poco, es más se le fueron algunas piezas claves. Sin embargo, el Pampa no se quejó y se las arregló con lo que le quedo. Fue remándola fecha tras fecha, para los amantes del buen fútbol ver a San Lorenzo era una tortura: no jugaba para nada bien, pero era efectivo y ganaba. En un momento el Ciclón llegó a pelear el torneo, pero pronto se bajó de la lucha, pero logro un objetivo para nada despreciable: entrar a la Libertadores. Al Pampa lo mandas al día y te hace un menú gourmet. 
Un par de cuadras más para acá lo tenemos a Gustavo Alfaro. La máxima preocupación del Globo era el promedio. Arrancaba medio jodido: en el puesto 25 de 27. Complicado. Empezó a sumar a lo loco, sumo tanto que se olvidó del fantasma del descenso y llegó a clasificar a la Libertadores de manera agónica. Para Alfaro, el ministerio de economía.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top