Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Mucho dinero. Dejaría la reventa.
Las entradas para el último partido de local de la Selección en estas eliminatorias, duraron un suspiro. A pesar de la locura por conseguir una entrada, muchas de ellas fueron destinadas a la reventa, donde los precios oscilan entre los $3.000 y los $7.000. Como la reventa de entradas están prohibidas, los vendedores apelan a la “viveza criolla”, y hacen anuncios del tipo “vendo birome regalo entradas para Argentina-Perú”. Muchas publicaciones son denunciadas, sin embargo vuelven a subirlas horas más tarde. “Es una idea brillante, yo voy a vender a mi suegra en $20 pesos y de paso regalo las entradas, o directamente vendo las entradas en cinco lucas y de regalo va la vieja”, comento un hincha. “Yo me compre en subte un pack de resaltadores por cinco lucas y de regalo me vino la entrada para el partido contra Perú”, aseguró otro hincha.

Las sospechas apuntan contra la barra de Boca y contra Angelici, tanto que ha sido noticia en el diario Clarín. “Estamos investigando, por lo pronto me ofrecieron una entrada para que deje de investigar, lo descarte de plano porque quiero ir a ver el partido con mi señora, que sean dos y cerramos”, comento un investigador del caso. Lo cierto es los precios de reventa son exorbitantes, prácticamente imposibles de pagar. “Yo ya pedí un crédito procrear, si junto esa guita con la que me puede llegar a dar el BID o el FMI, capaz llevó a los chicos a ver el partido”, dijo entusiasmado un hincha. “¿Cinco mil? Es poco, es poco, si me dan diez lucas encantado voy a ver a esos muertos hijos de putas”, malentendió otro hincha.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top