Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Arriba. Periodismo (vendehumo, adictos al morbo); Augusto Batalla (Arquero de River, resistido, inseguro como el Conurbano, dubitativo); Agustín Orión (Ex arquero de Racing, saludador de barras, problemático, comegoles, amenazado).
Abajo. Oscar “Pinino” Mas (Tirabombas compulsivo); Carlos Auzqui (Delantero de River, errador, Rogeliofunesmorista); Cristian Díaz (Entrenador de Quilmes, casi descendido, desesperanzado).

Selección.
Día especial del antiequipo por el amistoso de la Selección Argentina y como no hay fútbol tuvimos que redistribuir todo para sobrevivir en un fin de semana sin futbol. Parece que ya pasaron dos años de lo sucedido con estos integrantes de esta selección, pero paso en la semana. 

Semana caótica en River, hay tres integrantes del conjunto millonario en este antiequipo, bueno en realidad dos y uno que fue parte en su época. En primer lugar lo tenemos a Augusto Batalla que viene siendo más inseguro que la contraseña que Pato Bullrich le pone a su twitter. El puesto de arquero es el más ingrato, lo sabemos todos y Batalla no es la excepción. Cada error del joven arquero se traduce en pérdidas de puntos, puntos que a River les eran vitales para seguir de cerca a Boca. El puesto de arquero es el único que se va perfeccionando de los 25 años para arriba, claro a menos que el arquero sea Donnarumma que ya nació atajando más o menos. Batalla en los reflejos va bárbaro, el temita son los centros y la ubicación, ahí genera más inseguridad que el Conurbano de madrugada. Contra el mismo Xeneize había tenido un error garrafal en el empate de su eterno rival, error que fue subsanado gracias a la efectividad de los delanteros, cosa que no pudo hacer contra San Lorenzo por no encontrarse Alario (suspendido) y Driussi (lesionado en el mismo encuentro) y porque Carlos Auzqui retomo el cetro de las funemoriadas. Auzqui es aún más resistido que Batalla, el delantero proveniente de Estudiantes si bien ya hizo un par de goles en el equipo millonario, cuando tenía que meterla no la metió. El mano a mano que increíblemente mando a la estratosfera contra San Lorenzo colmó la paciencia de los hinchas de River que revolearon la tele por la ventana y se fetearon las bolas. Si la metía la historia capaz era otra…

Y en medio de todo esto apareció un viejo conocido, Oscar “Pinino” Mas a tirar la madre de las bombas con la lengua. En una charla con alumnos de la escuela de periodismo Tea y Deportea, salió a decir como si nada  que Francescoli le había dicho que Rodrigo Mora padecía cáncer de huesos en una costilla y que no volvería a jugar… Así sin más, pasaron los del Isis a decir que se fue a la mierda tirando esa bomba. Inmediatamente todo River salió a desmentir dicho rumor, salió desde el mismo Francescoli hasta el departamento medico mediante un comunicado. Luego el mismo jugador manifestaría lo propio. Lejos de ponernos en moralistas, si dicho rumor era cierto o no, no era ni el momento ni el lugar para tirar semejante noticia. El temita es que lejos de contrastar fuentes y eso, la mayoría de los medios deportivos y no deportivos salieron a hacer eco de la noticia tratando el rumor como si fuese una verdad absoluta y velando a Mora. Si, increíble. Luego de un par de horas, ya con el comunicado oficial de River, los distintos sitios fueron sacando el pie del acelerador de la morbosidad para aclarar el asunto, y si, en el medio también Pinino dijo que nada que ver y pedía disculpas. Mamá…

Se fue nomás Agustín Orión de Racing, más resistido que el nutricionista por parte de Fabbiani. Y como cada vez que se va de un club, se retira en medio de polémicas. El uno en su paso por Racing se comió goles más boludos que Sampaoli confiando en el Chiqui Tapia. Tanto que Cocca apostó por el arquero de la cantera, pero con más mala suerte que Charles Ingalls en cada capítulo de la Familia Ingalls, al entrenador se le lesiono el arquero y tuvo que apostar por el ex uno de Estudiantes, San Lorenzo y Boca. La gente no soporto que al arquero le metan un gol a su palo y estalló. La salida estaba más cantada que “despacito”, tema que genera hinchamiento genital masivo. En fin, el arquero se fue pero antes  lo amenazaron por teléfono, lo que precipitó su salida. 

Todo indica que Quilmes ya está en el Nacional B. Si algo de esperanzas le quedaban a sus hinchas, se hicieron trizas y añicos cuando Cristian Díaz salió a decir que “ya están trabajando para la próxima temporada en la B Nacional”… Ay, ay… Mentile un poquito al hincha, vende un poco de humo estimado Cristian, si total es gratis y quedas bien. No le cortes las gambas al hincha de Quilmes. “Vamos a pelear hasta las últimas consecuencias, nos vamos a salvar, bla, bla, bla” por más que después te bailotee Patronato de local. El hincha del cervecero, chocho después de escucharlo a Cristián Díaz.

Banco de suplentes.
Dirigentes de Newell's (Garcas, incumplidores seriales, piratas)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top