Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Es muy fácil hablar. Pero yo le voy a contar todo.  El periodismo no estuvo ahí. Pero, claro, uno siempre es el enemigo. A uno lo tienen que bajar. Para mi es envidia. Porque los periodistas deportivos son futbolistas frustrados. Sí, eso es lo que son: futbolistas frustrados. Seguro fueron burros o no les daba la responsabilidad para entrenar todo los días. O no querían seguir una dieta estricta. Prefirieron seguir comiendo mierda y cagando tinta…. Discúlpeme, me cebe. Le pido perdón. Pero ellos nos acusan vanamente a nosotros y eso me saca, me pongo nervioso. Mire que acusarnos de hacerle la cama al viejo Andrade. Como a un padre lo queríamos, como a un padre. El viejo nos aconsejaba, nos hablaba, nos consolaba cuando nos iba mal. ¡Mire si le íbamos a armar una cama! Están todos en pedo estos tipos.  Son todos  mentirosos. Mire usted que mentir así, tan descaradamente.   Yo le puedo asegurar que a Andrade siempre lo cuidamos... a nuestra manera, pero lo cuidamos. Jamás se nos hubiese pasado por la cabeza ir a menos. Jamás. Eso son inventos de la prensa, hermano.

Por ejemplo, contra Almirante perdimos. Tres a dos. Si, íbamos ganando dos a cero ¿Y qué? Es el peor resultado. Ya lo dijo Bilardo ¿O no? Sí, se nos escapó, es verdad. Pero la culpa no es de González. Pobre gordo ya está viejo.  Bueh, perdió las marcas. Pero no lo hizo a propósito, como dicen estos ladrones con micrófono. No señor.  37 años tiene González, lo que tiene de años lo tiene de códigos. Nunca iría a menos. El físico no le da. Tan simple como eso. Los pibes le sacan un año luz de distancia en un metro. Ya está al borde del retiro pobre gordo. Nos dieron vuelta el partido, no porque él sea un hijo de puta que no marco al 9, sino porque este lo pasó como poste. Está bien, lo perdió tres veces en tres tiros de esquinas consecutivos ¿Y? Si había tres  tiros de esquina más,  perdíamos seis a tres. Pero el gordo no lo hizo de jodido. Yo no sé porque estos periodistas en lugar investigar jugada por jugada de nuestro equipo, no se ponen a ver como los políticos se están choreando medio país. Llorando se fue el gordo, mirá si lo iba a camarillear al viejo, pero por favor.

Está bien, los dos goles que se comió Pedraza contra Morón puede levantar alguna que otra suspicacia. Lo admito. Pero todo tiene una explicación, cosa que ningún periodista quiere oír. Porque vende más inventar culpas. Nadie te va a comprar un puto diario si no decís una barbaridad. Porque a la gente le gusta leer mentiras para indignarse. Pedraza se comió los goles porque entrena poco, y si entrena, porque hay semanas en la que no entrena. Sí, ya sé, usted me va a decir que es un profesional y que tiene que entrenar. Pero no entrena.  Cuando tiene que entrenar, llega tarde. Pero es el arquero que tenemos. Es un puesto donde no tiene que estar muy físicamente, no tiene que correr. Ha habido muchos arqueros gordos. ¿Por qué no entra el suplente? Y… el suplente es un pibe. El chico Baselli. ¿Y cómo va a poner a un nene que recién sale de la adolescencia, en el arco de un equipo del ascenso? ¡Lo matan! Claro, ya entiendo. Usted me hizo ver la realidad. Estos periodistas critican a Pedraza para que juegue Baselli, así se come goles boludos para que la hinchada lo reputee. Ah, eso es lo que quieren estos hache de pé que usan el micrófono como un arma. Quieren tener material con el pobre chico. No tienen códigos, mucho menos vergüenza. Mire que querer cagarle la carrera a un pibe que recién empieza, todo para tener notas. Prefiero que Pedraza siga comiéndose goles boludos antes que darle de comer a estas lacras que ganan plata escribiendo desgracias de otros.

Es muy fácil hablar también de que García, el lateral, sube y nunca baja. Claro, es fácil decirlo porque todos los ataques rivales vienen por esa banda. Así nos metió cuatro pepas Talleres de Escalada y tres Atlanta. Y si, lo ven picar cansado y no baja más. Es sencillo verlo, como si fuera que los periodistas no se cansan. ¿Los periodistas son todos perfectos? Déjame de joder. Estos que escriben  pavadas en el diario, están sentaditos sin mover el culo del asiento. Así no se cansa nadie.  ¿Quiere saber por qué se cansa García? Porque esta toda la noche dándole murra a la hija del viejo Andrade. Los periodistas seguro que saben y de envidia lo matan al pobre García. Si estos pendejos no la deben ni poner, todo el día con el celular... Discúlpeme si me voy de boca, pero estos guachos me hacen calentar y se me va la lengua. Y déjeme aclararle: García no se escapa de la concentración eh, porque el viejo le da permiso.  Está bien, hay que admitirlo, García es un poco mentiroso y dice que va a visitar al padre que está internado en el hospital. Pero bueno, el periodismo sabe bastante de mentiras. Se la pasan mintiendo. Así que no pueden hablar de García, que a pesar de eso es un tipazo. No rendirá en la cancha, pero en la cama seguro que sí, porque cada vez que la vemos a la Yoli tiene una sonrisa de oreja a oreja. Para mí a los periodistas también les falta algo de eso eh. Pero mira que decir que García le hizo una cama al viejo, es una locura.

A Vázquez lo acusan de no poner la patita. Es cinco, sí, y tiene que hacerlo. Coincido con usted. Pero lo que el periodismo no dice que Vázquez ya estaba vendido a Arsenal. ¿Para que va a poner la gamba? Mire si se lesiona y después no logra su sueño de jugar en primera. Claro, el periodismo primero se vanagloria por tirar la primicia que va a ir a jugar al equipo de Sarandí. Pero seguramente muchos cagatintas se podrían contentos si Vázquez se rompe o lo rompen ¿Sabe por qué? Porque generaría otra noticia. No que otra, varias más. Una nota por el pase caído, otra por la operación, otra por la rehabilitación. Eso sí tiene la suerte de volver, porque por ahí se jode feo y no vuelve a jugar. Si hasta el viejo Andrade le dijo que se cuida. Y él le hizo caso. ¿El entrenado le dice “cuidate” y usted va a desobedecer? Eso sí es camarilla, eso es forrear la DT. Vázquez cumplió al pie de la letra y a otra cosa. Pero al periodismo siempre le gusta inventar, siempre le gusta generar discordia. ¿Además, porque lo va a camarillear al entrenador si ya se va a Arsenal? Vio como le gusta inventar cosas al periodismo ¿No?

Y sus cañones también apuntaron a mí. Sus dedos inquisidores me señalaron como uno de los culpables. Perfecto. Me parece bien. Al menos nos dieron parejo a todos. Yo no seré Cristiano Ronaldo, ni siquiera le llego a los tapones de botines a Messi o al Mencho Medina Bello. No soy bueno. Pero soy el nueve y convertí cinco goles en este torneo que nos fuimos a la C. Cinco goles. Goleador del equipo en esas 38 mugrientas fechas. Cinco goles ¿Escuchó bien? Hacía rato nadie hacia tantos goles. Por eso el encargado de patear los penales soy yo. O era, no lo sé. Porque estas lacras hicieron tanto escándalo, que ahora no sé si el nuevo entrenador me va a dejar seguir pateándolos. Porque los periodistas están para eso: para cagarle la carrera a los jugadores. Esa es su meta. Porque si el nuevo DT lee que nosotros camarilleamos al viejo Andrade, no va a dejar a ninguno en el plantel. Nos van a rajar. Más desocupados. Eso es lo que quiere el periodismo de nosotros. Después sacan una nota de color: “Fulanito de tal, el ex delantero de Pindonga  ahora es cartonero, no lo vas a poder creer”. Y se regodean en nuestra desgracia. Y todo por inventar que somos camarilleros. Que le hicimos la cama al técnico. Que recibimos guita de los rivales. Pero  no saben nada. Inventan todo. Si metía el penal nos salvábamos con el empate. ¿Sabe por qué me lo erre? Porque no daba más, me canse en la carrera y llegue sin fuerza a patearlo. No porque no tenga estado físico, porque al periodismo le gusta fantasear eso. Así no te contratan de ningún equipo más.  Yo físicamente estoy diez puntos. Si no lo estuviera, no me habría bancado toda la noche anterior bailando, tomando y después acostándome con dos hermosos minones.  ¡JA, mire si no voy a tener estado físico! Me la banque como un duque contra dos y encima cargado con varias copas. Pero claro, a los periodistas les gusta inventar. Que uno no tiene estado físico, que uno le hizo la cama al viejo Andrade. Que fácil es hablar para ellos.

Toni Schweinheim
Obra Publicada, expediente Nº 510614. Dirección Nacional del Derecho de Autor

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top