google.com, pub-3708450889620297, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Nuevas tendencias. Lo traería la miseria.

Son épocas de vacas flacas, donde el mercado de pases no estuvo cargado como en años anteriores. La falta de dinero se vio reflejada en la baja cantidad de traspasos que hubo en el libro de pases estival. Sin embargo, según un reciente estudio, es mucho mejor contratar un jugador medio pelo o poner a un pibe de la quinta que ni siquiera tiene edad para votar. Las mejorías radican en que, con esta clase de jugadores, el hincha estimula y fomenta su creatividad a la hora de impartir improperios. “Es mucho mejor traer un cuatro de copas horripilante a traer una figura por un montón de guita. Mira, la cosa es así: vos traes un jugador estrella y no te rinde, y el hincha solo puede putear al jugador que no rindió. En cambio, vos traes un jugador por dos mangos que no se puede mantener parado y el hincha putea al jugador, al equipo, al DT, a la comisión directiva, al gobierno y al FMI. Es mucho más ventajoso”, comenta un experto.
“Hay que ser creativos con este ajuste, hay que sacar agua hasta de las piedras. Hoy por ejemplo la juventud está muy bien vista, el mundo es manejado por la generación T. Entonces qué mejor que meter un marcador central de inferiores que tenga 14 o 15 años”, desliza otro experto. “Lo ideal también sería que en la pensión los pibes vayan familiarizándose con el ahorro, un guiso de libélulas o una ensalada de hormigas, siempre es fuete de proteína, porque es esto o salir a hacer tortas fritas de harina de grillo como salió en TELAM”, puntualiza otro experto.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top