Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 

Arriba: Marcelo Gallardo (entrenador de River, con defensas bajas, desarmado); Periodismo deportivo (vendehúmos, generadores de radiación humistica); VAR (Coso que los árbitros no saben cuándo y como usarlo, arma).

Abajo: Hinchas termodinámicos de Platense (Racistas, xenófobos); Paris SG (Club multimillonario y cabarulero); Hinchas termonucleares de Boca (Racistas, xenófobos).

Selección.

El periodismo siguió por la misma senda que viene transitando en los últimos… 100, 200 años. Venta de humo indiscriminada, morbo y lobby. Esta semana se despacharon con lo siguiente:

-Messi: Que Messi festejo su cumpleaños, que se fue a Ibiza, que le dijo a De Paul que deje de postear fotos con Tiny, que Antonella bailó y muchas cosas más.

-Rosario Tevezentral. Desde los refuerzos que van a venir, hasta un seguimiento minuto a minuto de la minipretemporada en Ezeiza que tiene de duración lo mismo que Pitana en el peluquero, hasta repetir hasta el cansancio que Tevez viene para un proyecto a largo plazo por las dudas que pierda los primeros partidos.

-Suarez, Cavani y Vidal. Humo a granel. Falta que sumen a la lista a Guti, Roberto Baggio, Podolski, Pirlo, David Beckham y Edgar Davis. Lo más probable es lo de Suarez, pero hasta que no haya nada concreto, seguremos viendo como el periodismo pone videos hasta de cuando era un gurí y jugaba en el clubcito de barrio.

-Tema Villa. De golpe los panelistas y columnistas se convirtieron en fiscales, jueces, miembros de la corte interamericana de épsilon.

Raro verlo a Marcelo Gallardo por estos lugares, pero River fue un completo desastre frente a un Vélez que le perdonó la vida. Si no fuese por Armani, Vélez ya tenía la serie adentro. La defensa más tibia que Alberto tomando decisiones. Vélez cerrando los espacios por todos lados y yendo al frente. La queja viene por el lado de la falta de refuerzos y que en medio hay torneo local y Copa Libertadores. Si ya sabemos que todo está organizado y gira alrededor del futbol europeo. ¿Influye? Y sí, pero anda a decírselo a los equipos que no tienen billeteras y que tienen que poner un mix de refuerzos libres y juveniles. Ahora que lo dice Gallardo todos lo escuchan. En fin, fue una noche donde River la sacó baratísima. Vélez parecía la cabra del capítulo de los Simpsons donde quería Tomacco. Falta la vuelta y la serie está abierta (allá está abierta dada vuelta), en fin.

El bendito VAR nuevamente fue centro de polémicas. Tanto para Boca, como para River y el resto de los equipos que vienen padeciendo el mal uso del VAR. El VAR no está mal, lo que están mal son los árbitros. Pongámosle que el VAR es un auto y los árbitros son conductores recontra empedados con un alcohol en sangre de 8,5. Así es medio imposible. De 10 jugadas, le pegan en 2. De nada sirve tener 50 árbitros mirando camaritas, siempre le erran y son polémicos. ¿La solución? Chau VAR y al carajo, estuvimos más de 80 años sin VAR y las polémicas eran menos. Ahora si lo van a utilizar como excusa para que no puteen a los árbitros y le echen la culpa a un par de cámaras, déjalo, ya fue.

Y como si no fuese poco lo ocurrido en Platense, y que hace más o menos un mes, un hincha de Boca fue detenido por imitar a un mono, cosa que a Boquita le costó 100 lucas verdes. En el partido contra Corinthians (si, otra vez) varios termos xenófobos boquenses no solo hicieron la misma imitación, sino que además uno se mandó un saludo n*zi. Con toda la guita que están gastando y que van a gastar en multas se traían a Vidal, Cavani y les sobraba para Dani Alves. Obviamente, los boludos fueron detenidos. Hablemos también del recibimiento que tuvo Boca, que obviamente no justifica, pero al micro del Xeneize le llovieron piedras. Era el diluvio universal, pero de piedras. Había tantas piedras que parecía un panel de periodistas de cierto canal de cable. Pero queda todo ahí, total la CONMEBOL recibe dolarucos de multa que no sirven para frenar nada. Siga, siga.

El Paris SG, tiene de guita lo que tiene de quilombos. Como ya sabemos, para Mbappé se quede y no se vaya al Real Madrid, le dieron las llaves del club. El tema es que todavía no lo arrancó y ya chocó. La primera medida del nuevo dueño, o sea Mbappé, fue la de fletar a Neymar. El club parisino pago una fortuna y ahora lo tiene que ceder a préstamo (en cualquier momento el periodismo local tira Boca o River). Otro que se llevó un shoot en el ojete fue Pochettino, pero eso era más cantado que canciones lentas en el programa de “La Voz”. Además, le van a dar un fangote de guita. En su lugar pidio a Zinedine Zidane, pero el pelado DT lo sacó cagando porque quiere dirigir a la selección de Francia terminado el mundial. Entonces, recurrieron a Christophe Galtier del Niza. Otra vez recurrieron a la billetera y le tuvieron que pagar a ese club otro volquete de guita. Pero la cosa no termina ahí, porque don Galtier tiene fama de quilombero, de andar separando jugadores, de romper el vestuario de hombre de pocos códigos que negocia su entrada al PSG mientras Pochettino todavía no arregló salida. Así está el PSG, que se transformó en el Moulin Rouge.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top