Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Primer puesto. Lisandro López (Jugador de Racing, goleador).

Segundo puesto. Julio Cesar Falcioni (Entrenador de Banfield, luchador, peleador, ejemplo, defensivo).

Tercer puesto. Cristian Pavón (Jugador de Boca, rapidito).

Selección.
Racing se quedó sin la Libertadores y el jugador que más dolido genuinamente se mostró, fue Lisandro López. Compungido por la eliminación, y por lo que, según él, pudo haber sido su última Libertadores, se montó el equipo al hombro. Ese dolor lo transformó en fútbol y fue la gran figura de la Academia frente a Central. Siempre referente de gol, hizo uno, hizo jugar y llevó al equipo siempre para adelante. Clave en este presente de Racing, que tiene que apostar todo si o si a la Superliga. Ya trepó al puesto uno en la tabla de Goleadores, y Licha con tres tantos también está al tope de los goleadores.

Unos huevos del tamaño de fitito tiene Julio Cesar Falcioni, quien viene batallando contra una enfermedad maldita y sigue al frente de Banfield. Munido de un altavoz para dar indicaciones, le hace frente a todo. Realmente admirable. El fútbol lo es todo para él. Así con este pensamiento, Falcioni sigue sumando puntos con el Taladro. Ya lleva 7 en 4 partidos para estar cuarto en puntos y quinto por diferencia de gol. Esto recién empeiza, pero Falcioni, como en la vida misma, promete dar pelea.
Volvió Cristian Pavón a ser el Pavón premundialista. A Vélez lo volvió loco. Aprovecho los espacios que el conjunto del Fortín dejaba, y con su velocidad “cotización del dólar”, hizo desastres. Marcó un gol, el primero de la goleada de Boca y fue un dolor de cabeza para todo Vélez. Ahora se va con la Selección y Kichan sueña en grande.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top