Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Arriba: Víctor Blanco (Presidente de Racing, botonazo); Periodismo deportivo (vendedores de humo, petardistas, buchones); Superliga (Ente que quiere sancionar todo lo que ve).

Abajo: Cancha de Huracán (Estadio con un césped con más agujeros que la economía argentina); Ricardo Centurión (Jugador de Racing, máquina de mandarse cagadas, salidor compulsivo); Florentino Pérez (Millonario, presidente del Real Madrid, insultado).

Selección.
La cancha de Huracán fue un desastre. Ninguna novedad. El campo de juego tenía más huecos que el peinado de Bastia. El círculo central parecía pintado por Michael Fox. Un desastre por dónde se lo mire. Hace casi un año La Renga tocó en el Ducó, desde aquel entonces que el césped tuvo menos recuperación que la defensa argentina frente a Francia. Cosas que pasan. Ahora bien, la Superliga parece que quiere sancionar al Globo por tener el césped en tan malas condiciones. KHÈ. Si eso mismo. Según los directivos de la máxima competencia del fútbol argentino, es una vergüenza tener un campo en dicha forma. Ahora bien, si nos vamos a los últimos torneos, Boca, River y Talleres al menos, han tenido un césped deplorable. Pero no ha habido sanciones. Lo único que germina es la discordia en nuestro fútbol.

Y hablando de Ricardo Centurión, otra vez es noticia ¿Qué hizo? Lo mandaron al banco de suplentes. Nada más. No se habló mucho más del tema y parecía que la cosa terminaba ahí. Pero por suerte apareció Víctor Blanco a aclarar el tema y enterrar a Centurión. Lo recontra mando en cana. Por los dichos del presidente de Racing, entendimos bien que el jugador chupó como Arévalo medias y que se fue de joda. ¿Era necesario exponerlo así al jugador? Y... Bueno, también el boludon de Centu se expone solito. Pero la tormenta ya estaba pasando y se diluía. Y ahí fue cuando el periodismo deportivo apareció con sus hermosos compilados de escándalos de Centurión. Horas de tv, páginas rellenas y periodismo de investigación con estados de Instagram del jugador. Encima después un boludazo lo encaró en un supermercado y lo subio a las redes haciendose el pija... ¿Fútbol? ¿Keseso?

El Real Madrid perdió la final (y el clásico) de la Supercopa europea frente al Atlético de Madrid. Esto para el conjunto merengue significa un apocalipsis, la hecatombe, el acabose. Todos los cañones apuntaron al presidente Florentino Pérez. Tras obtener tres champions al hilo, Ziendine y Cristiano se fueron por presuntos problemas con el presidente. La cosa es que Don Florentino no trajo a nadie rutilante en este mercado de pases, algo que es un pecado en el Real, y la mayoría de los hinchas lo responsabilizan de esta crisis de un partido. Qué lindo es tener una crisis así, nosierto.

Banco de suplentes.
Hinchas de Temuco (Bestias, tirapiedras).

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top