Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Arriba. Independiente (Club hasta las bolas con un caso aberrante); Periodismo deportivo (Carniceros, picadora de carne, marcadores personales), Barras (Inadaptados de siempre).

Abajo. Agentes de Lanús (filtradores de videos); Ricardo Centurión (Termojugador, problemático, Chanista), Municipio de Lanús (vendedores de humo).

Selección.

Tema delicado, sensible y completamente una mierda lo que sucedió en Independiente. Se fue todo al carajo. Tenemos poco para agregar sinceramente en un tema así. Encima dicen que no solo pasa en Independiente, sino en varios clubes más. Paren la pelota, paren el mundo nos queremos bajar.


Partamos de la siguiente base: ¿Ricardo Centurión pasó el semáforo en rojo? Si. ¿Centurión es un irresponsable del carajo? Si. ¿Es un boludazo por manejar así? Si. ¿Tiene problemas? Si. Respondiendo estas preguntas, podemos decir que Centurión es culpable de pasar el semáforo en rojo (dos en realidad), de querer adornar a un policía y de no querer hacer el test de alcoholemia. No lo vamos a defender ni nada, pero el muchacho está pidiendo ayuda a los gritos. Y el periodismo está decidido a ayudarlo, tirándole un salvavidas de plomo. En la semana vimos como todos los periodistas que presentaban la nota de Centurión queriendo transar con el agente, como si ellos fuesen la Madre María Teresa de Calcuta. Lo mataron, lo defenestraron y pasaron hasta el cansancio las imágenes del termojugador pasando en rojo y queriéndole cubrir el mes al policía. Y varios pusieron que el jugador estuvo a punto de arrollar a varios chicos que cruzaban la calle… Pidan el VAR señores periodistas, porque estaban a mas de 5 metros cuando cruzó Termurión. 

Ahora bien, creo que ya dijimos 100 veces que Centurión es culpable ¿No? El video es clarito, pasa en rojo. Ahora bien… ¿Es legal que los agentes filtren el video? ¿El colectivo no estaba en infracción? Por supuesto que el agente está haciendo su trabajo y que hizo perfecto en no aceptar la coima. Pero los que viven en el partido saben qu esto es una excepción a la regla. Lo que también es clarísimo es el nivel de tribunerismo a niveles de sobredosis de la municipalidad de Lanús… No vamos a entrar en temas políticos, ni nada por el estilo, el Municipio de Lanús mejoró bastante. Aunque los hechos de inseguridad están igual o peor. Pero bien, el secretario de seguridad del Municipio salió a hablar con toooodos los medios de este caso. Recordemos que fue cruzar el semáforo en rojo nomás. En Lanús pasaron cosas mucho pero mucho más graves y ni pintó este muchacho. Si uno entraba a Facebook, podía ver como la municipalidad pagó una publicidad para promocionar la publicación del caso de Centurión… Lo que nunca mostraron y se olvidaron de comunicar, fue cuando Ritondo fue a la municipalidad, se junto con el secretario de seguridad municipal, le liberaron el auto a Centurión y se lo llevaron a la casa. Hermoso todo.

Hacía mucho que no teníamos a los termos violentos de los barras por este antiequipo. Pero volvieron en forma de calamar. La barra de Platense no se bancó que su equipo pierda con Estudiantes de Buenos Aires, hasta ahí ambos equipos eran punteros. Entonces decidieron ir en términos poco amistosos a expresar su descontento con el equipo de la mejor forma que saben hacer: apretando, robando y golpeando. Los jugadores tuvieron que ir a Ezeiza a entrenar por seguridad… ah y el fin de semana se agarraron dos facciones de la barra de River y hubo varios heridos.  Todo volvió a la normalidad.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top