Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba. Ricardo Caruso Lombardi (Ex entrenador de Tigre, exportador de toneladas cubicas de humo); Superliga (Maquina de picar carne, rajatecnicos); Termos de Flamengo (Violentos, desubicados).

Abajo. Humberto Grondona (Ex entrenador de Arsenal, hijo de, portador de apellido); Nicolás Russo (Presidente de Lanús, desarmador, desagradecido); Brian Sarmiento (Jugador de Newell’s, termómetro, máquina de generar boludeo ajeno).

Selección.
Llegó a su final la primera parte de esta famosa Superliga, y con ella también se fuero 14 entrenadores. 1,166 en promedio. Más que el promedio de Olimpo, Temperley, Arsenal y Chacarita.  Una parafernalia total en nuestro querido fútbol argentino. Cómo decimos siempre: en la mayoría de los casos es más fácil echarle la culpa al DT y rajarlo a que la CD asuma la responsabilidad.  
Los caídos son: Sebastian Méndez, Gastón Coyette, Nelson Vivas, Gustavo Matosas, Mauricio Larriera, Jorge Almirón, Mario Sciacqua, Rubén Forestello, Diego Cocca, Paolo Montero, Diego Aguirre, Gustavo Alvarez, Ricardo Caruso Lombardi y Omar De Felippe. Claro, no todos se fueron por malos resultados, como el caso de Almirón, pero el tema es que 14 entrenadores dejaron el cargo. Esta última semana los más destacados fueron las partidas de Ricardo Caruso Lombardi y Humberto Grondona. Caruso nunca le encontró la vuelta al equipo recién ensamblado de Tigre. El plantel se rearmo casi de cero, entraron más jugadores que al VIP de Esperanto y nunca funcionó. Tuvo buenos partidos pero en casi todos se fue con las manos vacías. Richard conocido como sumador de puntos, llegó pasa sumar puntos pensando casi en la próxima Superliga, porque anda complicado. Pero no lo logró, cada partido era una repartija de puntos al árbitro, a la mala suerte, a la AFA, a la ONU, a la Corte de la Haya. Muchos hinchas no lo bancaron desde el principio y Caruso llego al acuerdo de irse finalizada esta primera etapa.  

Finalmente se fue Humbertito Grondona de Arsenal. No renunció ni lo echaron: cumplió su contrato y no renovó. Menos mal que el contrato no era por 4 años, sino el Arse terminaba jugando el clásico contra El Porve en la C. Encima se fue hablando pestes de la CD, Comisión Directiva en la que se encuentra ¡casi toda la familia Grondona! No quisiéramos ver lo que sería la cena de Navidad de los Grondona. En cuanto a juego, el conjunto del Viaducto tan solo ganó 6 partidos entre el torneo anterior y este. Perdió la friolera de 18 encuentros. Si su apellido no hubiese sido el de Grondona, no pasaba la tercera fecha, pero del torneo anterior. Ahora Rondina tendrá más laburo que el pintor del Cabildo.


Lindo el clima en la previa de la final entre Independiente y Flamengo. Los hinchas del Fla la termearon de lo lindo. Piñas, petardos durante toda la noche, piedrazos al micro, corridas, zonas liberadas… un clima de Libertadores pero en la Sudamericana. Claro, tampoco vamos a ser más papistas que el Papa, porque acá también sucede, pero esto es abuso viejo. Ah  y encima nos tuvimos que fumar que nos boludeen con el tema del submarino. Premio al termazo del año a la hinchada del Fla.
Cuando Lanús avanzaba a paso firme en la Copa, Nicolás Russo aparecía hasta en canal Encuentro.  Parecía que el logro del equipo granate era suyo. Una vez que perdió, fue borrándose de a poco y de paso lo borró a Maxi Velázquez, emblema, ídolo, el que más partido jugó en la institución y el jugador  en todas las conquistas del granate. Los hinchas están que trinan con el pelón presidente, porque echó a un ídolo por la puerta de atrás. Pero la cosa no termina ahí: a Jose Sand, otro prócer granate, le quedan 6 meses de contrato y al parecer no le renovaría. Este hecho hizo que el mismo Pepe saliera a revolearle palos a Russo, quien tuvo que salir a decir que Sand y Acosta (había rumores que decían que se iba) se van a quedar, porque si no el hincha granate se lo comía crudo.


Brian Sarmiento la termeó a más no poder antes y durante el clásico contra Central. Muchos hinchas lo veían divertidamente, hasta que Brian no jugó a anda en el clásico. Obviamente después del cotejo,  le llovieron las cargadas y hasta la cuenta oficial del canalla le tiro una indirecta. Hasta los hinchas de Newell’s se hincharon las bolas con Sarmiento que ya no lo quieren ni ver. Es que Sarmiento es una máquina de generar burlas ajenas, 10 de 10 cargadas postclásico a la Lepra fueron contra el 10. Todo indica que el jugador volvería a Banfield.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top