Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Claudio “Chiqui” Tapia (Garca, cagador crónico, mutilador de eses, presidente de la AFA); AFA (Ente lleno de sinvergüenzas, entidad del mal donde todo se hace mal); Periodismo deportivo (Manga de morbosos).

Abajo: Claudio Ubeda (Chocador de fititos, DT paracaidista, casi ex DT de la selección Sub-20); Ricardo Centurión (Pedazo de termo dentro y fuera de la cancha, golpeador, termodinámico); Jorge Sampaoli (Entrenador de la selección argentina, estafado, acreedor de la AFA)

Selección
Jorge Sampaoli sin haber asumido en la Selección ya había sido cagado por los siempre hermosos dirigentes de la AFA. Porque se renueva la cúpula y siguen siendo tan o más corruptos que los de antes. El pelado entrenador se estaba yendo del  Sevilla, y al parecer había llegado a un acuerdo con el Chiqui Tapia y compañía: Iba a ganar más o menos dos millones de dólares anuales. ¿El error de Sampaoli? No dejar todo por escrito. Una vez que el entrenador desvirgador de Chile se fue del Sevilla, el Chiqui Tapia se la puso desde arriba del Obelisco sin vaselina y usando arena de lubricante. La AFA ni siquiera se iba a hacer cargo de la rescisión con el Sevilla y bajó el contrato a U$S 1.125.000. El entrenador de Casilda ahora se hace cargo de su salida del equipo español (resigna parte de deuda y pone guita de su bolsillo) y dicen, si dicen que la AFA le devolvería todo en 15 coutas. En resumidas cuentas: lo re cagaron a Sampaoli. Raro, quien desconfiaría de la misma AFA que bancaba a muerte al Patón Bauza y en una semana lo rajaría sin contemplaciones.

No hubo milagro esta vez, la selección argentina sub-20 se quedó afuera. Ahora se espera otro milagro: que el Chiqui Tapia no lo raje a voleos en el ojete a Claudio Ubeda da la sub-20. ¿Tiene la culpa Ubeda de esta estrepitosa frustración? Y si, no es total, pero la selección argentina jugó horrendamente mal en todas las líneas. Un fondo más inseguro que el conurbano después de las 19 hs, un medio campo al que se le caían menos ideas que el mismo Chiqui Tapia en pasapalabra, y una delantera a la que la pelota le llegaba menos que agua al tanque a la Xipolitakis. Futbolísticamente es responsable. Ahora bien,  si señalamos a Ubeda como único responsable estamos más errados que Palacio queriéndola poner por arriba de Neuer. El vaciamiento sistemático y el poco interés que les han dado a las juveniles desde la AFA desde hace tiempo es el mayor responsable. En lugar de aprovechar la estructura dejada por Pakerman y Tocalli, no se hizo nada. Los nombres de los entrenadores van cambiando pero no hay una estructura, no hay nada. Y como dijimos en la edición anterior del antiequipo: esto contagió al hincha, que dejó de darle bola a los juveniles y solo le da pelota cuando salen campeones o fracasan. Todo indica que Ubeda se ira y asumirá Nicolás Diez.

Ricardo Centurión siguió siendo noticia esta semana también. Recordemos que el jugador está procesado por violencia de género, acusado de haber golpeado a su ex novia. Un tema delicadísimo, tan delicado que el siempre querido periodismo deportivo lo trato con una liviandad terrible. Justito el sábado habrá una nueva marcha del colectivo “Ni Una Menos”, ese día justo se especuló con que también podría jugar Boca con Centurión entre sus filas, al final juega el domingo pero fue motivo suficiente para que el periodismo deportivo arme una novela con más vueltas que Marimar. ¿Quere’ má’ morbo? Bueno, tomá: Al parecer ex novia de Centurión podría ir a la cancha, al haber una restricción perimetral, Centurión no podría jugar dicho partido. Se armaron mesas de debate, asambleas de opinologos en cualquier programa deportivo, en radios. Tiraron tanta fruta que se podría haber acabado con el hambre mundial. El periodismo chocho.

Banco de suplentes.
1860 Múnich (Equipo casi extinto de fútbol, propiedad de un demente)

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top