Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 

Único jugador: Barras Bravas (termos violentos)

Selección

Vuelve el público a las canchas, pero antes como para recordarnos que todo ya estaba podrido, aparecieron ellos: Los Barras Bravas. Semana en la que se llevaron todos los flashes. Con más internas que el Peronismo, se las agarraron en cualquier lado. La semana pasada fue la de Berazategui, quienes pacíficamente decidieron entablar una negociación a los tiros antes del partido contra Central Cordoba de Rosario. Por suerte tenían mala puntería y no se registraron heridos. Claro, están como para putear al 9 después de errarle.

Un ratito después, apareció la barra de Arsenal que quiso robarle los trapos a la otra facción de la barra, se la agarraron con de todo: faca, tiro, lio y cosa golda. Apareció la policía, todos contra el paredón y al final los trapos se los llevaron ellos decomisados. El mismo día, pero en Córdoba, donde la cosa se picó más que carne vieja de carnicería de supermercado, y el ex/actual, vaya a saber qué, líder de la barra anunció mediante redes sociales que no se iba ni loco del manejo de la barra y salió a amenazar a medio planeta. Claro, antes lo habían amenazado a él y a su familia de llenarlo de plomo, capaz que se trata de plomeros, anda a saber. Linda gente eh. Un poco tóxicos nomas.

La frutilla del postre la dio la barra de Independiente. Quienes no tuvieron mejor idea que dirimir sus diferencias a los tiros en medio del centro de Avellaneda a cohetazos limpios en plena tarde. Pasó un talibán de Kabul y dijo que “es una locura, muy violento todo”. Al parecer la “barra oficial” se fue a reempadronar por el temita este que vuelven los hinchas a los estadios, y la “barra blue” fueron a buscarlos. Solo faltan que aparezcan la “barra contado con liqui”, la “barra solidaria” y la barra bolsa”. En fin, la cosa es que se pudrió feo. De super mega archi pedo no hubo heridos que transitaban por ahí, y todo termino con una persecución policial con 20 detenidos. Dijo Quentin Tarantino que muy sangriento todo, che”.

Pero la cosa no termina ahí, porque aún hay más… el Ministerio de Seguridad, junto al Grupo de Operaciones Tácticas de la Dirección General de Seguridad Rural Los Pumas y la Policía de Acción Táctica, ehhh ahora se pusieron las pilas parece, fueron a Rosario a desbaratar barras. La sorpresita es que, encontraron un… ¡bunker! Dicho bunker, estaba dentro del estadio (¡oh casualidad que los dirigentes no podían ingresar!) tenía una cámara blindada con puertas de hierro y una alarma con clave digital, donde solo podían acceder los barras. Dijo Bin Laden que si tenía un bunker así zafaba de los marines. Adentro había bombos y bandera, tampoco es que encontraron armamento nuclear. Y a los de Central les hicieron remover una bandera… porque uno sabe que las banderas son re peligrosas…  aunque si se quieren robar los trapos entre ellos, ahí si es jodida. En fin, volvió todo a la completa normalidad, hasta el covid se espantó de todo esto y se fue lejos.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top