Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5


Arriba. Juan Pablo Pumpido (Ex entrenador de Patronato); VAR (Coso polémico que ningún árbitro sabe usar); Periodismo deportivo argentino (Especialista en cosas).

Abajo. Rubén Forestello (Doble de Zlatko Dalić, ex entrenador de San Martín de Tucuman); Alfredo Berti (Ex entrenador de Argentinos Juniors, calentón); Cristiano Ronaldo (Llorón).

Selección.
La fecha número cinco se cargó más entrenadores que la selección argentina en estos últimos 10 años. Vamos por orden cronológico: Primero se fue Alfredo Berti, realmente una sorpresa, por el buen torneo pasado que hizo (por diferencia de gol no entró a la Sudamericana), y porque el Bicho no andaba taaaaaan mal, viendo que tiene cinco puntos y esto recién empezó.  Pero decidió pegar el portazo. Por unos instantes, varios hinchas soñaron con la llegada de Néstor Pekerman, y realmente fue una sorpresa... que contrataran a Carboni como DT.


El segundo en irse fue Juan Pablo Pumpido, Patronato está más complicado que los arrepentidos en la causa de los cuadernos. En el torneo no pegó una, solo tiene un punto producto de un empate en la primera fecha y nada más. Está en la zona roja y en estos momentos a cinco de Belgrano, que es el último que está zafando.

El último entrenador que dejó su cargo tras esta fecha fue Rubén Forestello. El doble del técnico de Croacia, fue cesanteado luego de perder 1-0 frente a Vélez. El Yagui ascendió al equipo tucumano hace muy poco, y si bien el Ciruja no está tan complicado porque divide por uno y encima debe un partido, la decisión de rajarlo se consumó y ahora el mismo DT suena en Patronato.

¿Estamos ante la peor Copa Libertadores en cuanto a arbitrajes y organización? Oh, por supuesto que sí. Después de los papelonazos de jugadores que jugaron suspendidos por culpa del sistema de la CONMEBOL, se suman los arbitrajes horrorosos y ahora el siempre polémico VAR. Puntualmente en el lamentable choque entre Dedé y Andrada, el árbitro paró el partido y fue a fijarse el VAR. Terminó expulsando al jugador del Cruzeiro. Y ahí se armó la polémica. Casi todos concluyeron que la expulsión no era tal, y ahora el equipo brasilero elevó una queja a la CONMEBOL. ¿Se acuerdan cuando decían que la incorporación de tecnologías iba a sacarle al futbol la polémica, que era lo lindo de este deporte? Bueno, paso todo lo contrario.

Cristiano Ronaldo fue expulsado en su el partido que la Juventus le ganó al Valencia. Rajado por una boludez más grande que su ego. El astro lusitano venia de marcar en el Calcio sus dos primeros goles con la camiseta de la Vecchia Signora, y la cagó en el partido de Champions. No por un hecho grave, todo lo contrario, por una infracción sin pelota. El tema es que luego lo boludearon todos, por cómo se fue de la cancha: llorando más que Caruso cuando le cobran mal un lateral.  Obviamente, se generó un aluvión de memes, paints marginales, tweets con la caripela de CR7, que estaba más indignado que la señora “Bisman” de “sobre las cartas la mesa”.

Lesión jodida la de Esteban Andrada. Fractura de maxilar inferior. Algo bastante jodido. Por suerte lo operaron, va a estar un tiempo en rehabilitación. Lo bueno es que está en manos de médicos y no de periodistas deportivos. El periodismo deportivo, ni bien conocida la gravedad de la lesión, armaron en sus paneles, diarios, tweets un enorme congreso médico. Grandes debates médicos y simposios de medicina alrededor de Andrada. Opiniones varias. Ejemplos de la pronta y milagrosa recuperación de Gatti, de la lenta recuperación que tuvo Unsain… Medicina panelista. Todos opinando al unísono y a los gritos. La cantidad de humo arrojada al ambiente fue astronómica, en tan solo un par de horas metieron tanto humo que descajetaron el clima, pasamos a tener una tormenta y luego 26 grados.  Ah, pero la cosa no terminó ahí, porque tuvieron el malalechismo de publicar la foto de Bilardo recuperándose. Comenzó Clarí, que recibio una catarata de puteadas, tantas que tuvo que borrar la nota, pero el Olé y otros medios no, dejaron la foto ahí. Morbo, morbo anywhere. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top