Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Ah pero que lindo quilombito que se armó gracias a los pedorros arbitrajes. Hace rato que el arbitraje es una cagada. Basta ser hincha de alguno de los equipos chicos para saber que los referís son todos siomes. No quiero generalizar, pero por lo menos el 99,99% lo es. Sacando a los denominados cinco grandes. Fecha tras fecha somos testigos de cómo a un equipo le cobran algo en contra, lo perjudican y como a la otra lo benefician perjudicando al rival. Así todas las fechas. Claro, me dirán “Eh viejo gato, vos estas defendiendo al gato”. La verdad es que no, mi viejo. En este país todo, pero realmente todo se puede esperar. Mientras que en cualquier lugar del mundo algo sea completamente imposible, acá en Argentina, ya nos lo hicieron varias veces. ¿Qué el clan Angelici-Tapia-Macri perjudique a River, San Lorenzo y todo equipo que se le cruce a Boca? Y todo puede ser mi viejo, en este bendito ispa todo puede ser. Encima lejos de espantar los rumores, uno al otro día se va al cumpleaños de Tevez y el otro recibe en la Casa Rosada a Guillermo. Hay que ser y parecer. Sino fíjense a Don Julio, que beneficiaba a más equipos que el viejo artículo 225, pero no nos dábamos cuenta porque tenía más cintura que Ronaldinho para hacer eso. Yo no creo (o no quiero creer) que pasen esas cosas… ¿Pero sabe cuál es el tema, mi viejo? Es que en este fútbol argentino nos han hecho tantas cosas, nos hemos quemado tantas veces con leche que ya no sabemos cuál si estamos viendo realmente la realidad o fantasmas. ¿La recomendación? Empecemos a mirar torneos de bolita con rodillera o mudémonos a un médano de nieve en Groenlandia, porque la verdad es que estamso perdidos.


(*) No pibe, no es el Nene posta, es una parodia no se coma todos los amagues.


«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top