Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
A estas alturas creo que los jugadores de la selección tienen más fantasmas en el bocho que mal mansión de Mingo y Aníbal en su película. Si no había arquero, yo creo que igual no la metían. Jugadores y cuerpo técnico están mucho más preocupados por no perder y fracasar que por ganar, y justamente ese miedo los cagan en las patas. Mire  bien todas las definiciones, o la gran mayoría de ellas, son siempre las mismas: a la segura, fuerte y al medio. Y en el medio siempre está el arquero. Nunca picarla, abrirla, darle para arriba. La mayoría que tuvo Benedetto fueron así. Pero en Boca las mete ¿Por qué? Porque en Boca tiene confianza, por eso hace goles de rabona enroscándose la chota en la gamba. En la Selección tiene más presión que hipertenso comiendo en KFC. Lo mismo Messi, lo mismo todos. Por eso el Papu, que no se dejó influenciar del todo, trato de hacer algo distinto, y con un 2% de cosas distintas, fue lo mejorcito.  Es lo que opino, capaz que son incoherencias mía de viejo. Y otra cosa, lo que necesitamos es un DT como el Toto Lorenzo, o como el viejo Griguol. Que se encierre en el vestuario y lo cague a azotes a todos. Que le saque los nervios a puteada limpia y a puñetazo en medio de la trucha. No estos DT de ahora que se mueven con terapias alternativas de stress escuchando música de hippies CEOS de multinacionales y acariciando cachorritos de pugs. Si querés sacarte el stress veni y acaríciame la nutria agarrotada que me cuelga, la puta que te parió, manga de soperutanos pechos.

Uno por Uno.
Sergio Romero (6) Se rascó la chota todo el partido, en la única que tuvo Perú respondió bien… No llegaba a responder en esa y lo prendíamos fuego con el Ronald McDonald del obelisco.


Gabriel Mercado (5) Bien marcando, en la ofensiva subió menos que el sueldo.

Nicolás Otamendi (6) Al principio le mandó un telegrama de aviso mediante una patada a Paolo Guerrero, a quien controló de forma bárbara.

Javier Mascherano (6,5) Aun no sé si jugó de defensor central, de volante central, de enganche o de centro delantero. Pero lo hizo correctísimamente, con su rusticidad era el único que se acercaba a Messi.

Marcos Acuña (5) Tuvo pasajes muy buenos y momentos donde pasó desapercibido. Jugó de lateral porque Romero era el arquero, sino capaz Sampaoli lo ponía a defender los tres palos.

Lucas Biglia (5,5) PEGALE AL ARCOOOOOOO. Le pegó una sola vez al arco y Perú pasó calor. Si se animaba a pegarle más, capaz era otra la historia. Estuvo correcto en la entrega.

Angel Di María (3) Una vez que no se lesiona en un partido importante, lo sacan en el entretiempo.

Lionel Messi (7) De lo mejorcito. A ver, le dio pases gol a Benedetto a Rigoni y al Papu. Cuando agarraba la pelota se le venían los peruanos encima y los argentinos huían espantados o se escondían para que no le pasen la pelota. El resumen de esto fue cuando en los minutos finales hubo un lateral ofensivo a favor de la Argentina: fue Messi a sacarlo y ningún compañero se acercó.

Alejandro Gómez (6) En una pecó de morfón y no se asoció demasiado con Messi, tuvo las dos más claras. Sin embargo fue uno de los pocos que intentó romper la monotonía e intentar algo distinto. La cagada es que quedo ese intento no le salió.

Darío Benedetto (4) Con más nervios que milanesa de pija.

Entraron.
Emiliano Rigoni (4) cuando arrancó parecía que será una bala, con el correr del tiempo se transformó en balín y finalizo como cebita.


Fernando Gago (-) Se rompió todo y solo.

Enzo Pérez (4) ingresó por Gago y se acopló al instante al resto del equipo, en eso de no hacer una goma.

No, no me faltó Banega, solo que su calificación coincide con su labor en la cancha: inexistente.

(*) No pibe, no se coma todos los amagues, no es el Nene posta es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top