Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto. Nelson Vivas (Entrenador, ex rustico, puntero ideal).

Segundo puesto. Marcos Acuña (Jugador de Racing, gambeteador, gnomo goleador).

Segundo puesto. Darío Benedetto (Jugador de Boca, ex errador compulsivo, goleador, creador de veletas, cambiador de opiniones).

Tercer puesto. Diego Osella (Entrenador de Newell’s, griton).

Selección
Si a uno le decían en la etapa que Nelson Vivas dirigió a Quilmes, que años más tarde que un equipo suyo iba a estar puntero y con la valla invicta, le pedíamos que nos conviden. Pero nuevamente ganó Estudiantes y no solo ganó, sino que además tiene puntaje ideal y tan no le hicieron goles. El conjunto de Nelson Vivas es el sueño húmedo de todo falcionista o bauzista. Muy compacto atrás y adelante más eficacia que Maxi Fourcade para mandarse papelones en los chats. Rápido supero el mal trago por quedarse afuera de la Sudamericana, lleva cuatro al hilo y si bien esto recién empieza, a Vivas nadie le saca la ilusión.

Retirado Milito y apagado Bou, apareció Marcos Acuña, el ex jugador de Ferro tuvo una fecha en donde hizo mojar a todos los messitas. Jugó un partidazo contra Vélez. Estaba más endiablado que Matias Ale con sus brotes psicóticos. Una zurda que despierta suspiros hasta de Altamira. Dos goles, una asistencia para dejar a Racing con 8 puntos y a todos los amantes del buen juego, bien pipones.
Sepultado en un mar de repudio. En una oleada de críticas. Darío Benedetto fue culpado del empate frente a Godoy Cruz por todo lo que se erró. No le salió una. Y le salieron todas frente a Quilmes. Y transformo las críticas en elogios. Sus tres goles y una enorme asistencia, provocaron que el rápido girar de las veletas lleguen a producir un viento de 220 kilómetros por horas. Periodistas, hinchas… todos se dieron vuelta ante los tres goles de Benedetto. Los titulares pasaron de ser “Boca extraña a Tévez” a “Benedetto merece ser titular”, porque el mejor cambio de frente siempre lo hace el periodismo.

No le teníamos fe a Diego Osella, es verdad. Pero el gritón entrenador está demostrando que Newell’s va a pelear este torneo. Si bien el campeonato es más largo que lo que tiene Balanta entre las patas, la Lepra ya está demostrando que piensa dar batalla. Osella le hizo recuperar la memoria a Scocco, plantó bien a su equipo y es más efectivo de lo que cobraba Niembro.  

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top