Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

 


Arriba: FIFA (Organismo inútil mundialmente, todos garcas); Periodismo de panelistas (amantes y generadores de puterio); Boca Juniors (Club adicto a los escándalos mediáticos).

Abajo: Darío Benedetto (Boxeador); Carlos Zambrano (Golpeado, ojo en compota, Rocky Balboa); Milton Leyendeker (Jugador bestia bruta, sospechado por apuestas, suspendido por las dudas)

Selección.

Y otra vez Boca fue noticia y alimento para el periodismo de paneles. Resulta ser que Darío Benedetto lo embocó a Carlos Zambrano, que con la jeta de Terminator 2 pasó a jugar el segundo tiempo. Lo rescatable es que al menos no se cagaron a trompadas en medio de la cancha con el partido jugándose. Pero podría haberse dado eh. El resultado fue: ambos jugadores cagados a pedos por Ibarra, por Riquelme, multa económica y no concentraron contra Central, y también afuera contra Defensa y Justicia.  El quilombo vino porque Benedetto pidió que marquen mejor, que no sean boludos. Se ve que a Zambrano no le gustó, y en vestuarios el Pipa le dio, pero no aliento justamente. Después el Pipa pidió disculpas al peruano, pero ya era demasiado tarde, el periodismo de paneles ya había hecho: compilado de memes, top de peleas de jugadores de Boca, si a Benedetto debían lincharlo o ponerlo como presidente, si Zambrano era candidato al nobel de la paz o al boludo del año, si Riquelme tendría que renunciar, mensajes de Pergolini y un sinfín de etc. Y a nosotros nos vino joya eh, en un párrafo metimos cuatro integrantes del antiequipo, haciéndonos laburar poco. 

Y este antiequipo de la semana parece que está completamente ligado a Boca, directa o indirectamente. A la patada criminal contra Zeballos, ahora se le sumo otro quilombito a Milton Leyendeker. Ahora la justicia está investigando si la patada fue adrede por un temita llamado apuestas ilegales. Ya apuestan cualquier cosa eh, mira que pagar por expulsado eh, en fin. Es un secreto a voces que en el ascenso argentino hay múltiples partidos arreglados, sino pregúntenle a El Porvenir y los jugadores que rajó por el tema. Bien, con lo ocurrido la fiscalía N° 35 Especializada en Eventos Masivos, intervino de oficio y pidió varias medidas al Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad y a la Policía Federal para detectar si hubo un ilícito. Y la patada fue criminal… ¿Ah, no era por la patada? Cierto que no. Dicen que una expulsión antes de los diez minutos pagaba muy bien, dicen... no sabemos quiénes ni donde, solo repetimos lo que están diciendo los periodistas. Leyendeker ya fue suspendido provisionalmente por el Tribunal de Disciplina, y salió a decir que es un laburante como cualquier otro (lo cual creemos que es cierto), y que en su carrera nunca fue expulsado ni siquiera en inferiores… Y si, justo ahora viene a dar esa patada. ¿Mala leche? ¿Brutalidad? ¿Apuestas ilegales? Pasaron los guionistas de las novelas turcas y dijeron que esto se fue a la mierda.

La FIFA no para de hacer papelonazos. Después de adelantar el mundial un día, porque de pedo se dieron cuenta que el organizador del Mundial no abría el evento sino otros partidos del grupo, decidieron adelantar un día la cosa. Después nos quejamos de la LPF y la organización del Torneo. Pero la cosa no terminó ahí. El partido postergado de las últimas eliminatorias entre Brasil y Argentina no se va a jugar, lisa y llanamente porque a Brasil le importa un joraca al igual que a nuestra selección. Tanto rompieron las bolas con que se iba a jugar, primero en Estados Unidos, después en Qatar, después en la concha de la lora. Menos mal que no era un partido que definía algo, sino el último clasificado de la CONMEBOL clasificaba en diciembre después de terminado el mundial. Un mamarracho lo de la FIFA. Igual la FIFA fue bien castigada: no va a recibir ni un mango de los millones que tenía programados por hacer jugar este partido con fines netamente recaudatorios. Un reloj menos de oro para don Infantino.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios.:


Top