Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto. Carlos Tevez (Jugador de Boca, con humildá, amante del yogurt, antipachorra)

Segundo puesto. Jorge Burruchaga (Campeón del mundo, entrenador de Sarmiento, remador, sumador de puntos).

Tercer puesto. Julio Cesar Falcioni (Entrenador de Banfield, taliban del 4-4-2, fachero, milagroso)

Tercer puesto. Jorge Almirón (Entrenador de Lanús, lunar sexy, campeón vigente).

Selección.
Tres integrantes del podio cuyos equipos la pasaron mal pero que terminaron ganando, en realidad cuatro, el tercer puesto está compartido. El primer puesto sin duda alguna fue para Carlos Tevez, el apache fue clave en la victoria de Boca en la cancha de River. Cuando River lo tenía contra las cuerdas y el 3-1 parecía madurar, salió D’Alessandro y en medio de la repetición de la agarrada del “cabezón” con el “mellizo”, apareció la imagen de Batalla y Tevez yendo al choque como Chano con el resto del parque automotor nacional, la ganó Carlitos y puso el empate. Luego el 3-2 con una definición magistral. Desde que salió D’Alessandro fue todo de Tevez el partido y los flashes. Y ahora en el mundo Boca es todo preocupación por su partida a China, mientras el periodismo que hacia un reality show del apache, ahora están diciendo que “es una lástima que Tevez se vaya del futbol argentino”, haciendo un cambio de frente más grande que Bochini.

No venía bien Sarmiento, había echado a su DT y era más incierto que una definición de Higuaín en una final. Llegó Jorge Burruchaga en silencio y parece ser que salió a flote. El canoso entrenador que si la metía en finales, sigue invicto con el verde. 10 de los 12 puntos que disputó el conjunto de Junín se los guardo en el bolsillo. Pasó de estar casi colista en la tabla de promedios a empardarle a Huracán. Si el torneo  finalizara ahora mismo, ambos conjuntos jugarían un partido desempate. En silencio y con laburo, Burruchaga viene en alza como el dólar, justamente el verde.

A dos entrenadores de equipos del sur del conurbano tenemos en el tercer puesto. Ambos habían arrancado este torneo a los tropezones. Inclusive a Julio Cesar Falcioni la dirigencia de Banfield ya tenía sentado en el banco a Holan. A Jorge Almirón en cambio le recriminaban decisiones tácticas y de dejar a un histórico como Sand en el banco. Pero revirtieron todo. Falcioni cosechó cuatro triunfos al hilo y el conjunto de Almirón hace seis partidos que no pierde y lleva cinco victorias en fila. A Falcioni lo mandaron al supermercado Día con $65, armó un plantel. Bajó al líder invicto, bajó al segundo, puso al equipo en el sexto puesto a cuatro del puntero... y encima le sobro para comprarse un paquete de pepas día para comérselas sentado en el cordón mirando pasar a los veletas que lo mataban. Jorge Almirón quiso pintar una Gioconda en Independiente, le dieron tempera gris y negra, no le tuvieron paciencia, se lo llevaron a Lanús, le dieron materiales y le esta pintando la sonrisa a la Mona Lisa. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top