Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto. Equipo argentino de la Davis (Equipo rompemitos, huevos de oro, histórico)

Segundo puesto. Ricardo Zielinski (Entrenador de Racing, ex criticado, defensivo, amante de la línea de cuatro).

Tercer puesto. Julio Cesar Falcioni (Entrenador de Banfield, taliban del 4-4-2, defensivo, sumador)

Selección
¿Existe algo mayor al oro deportivo como premiación? Si, el espíritu de equipo y es lo que se vio reflejado en el hermoso grupo humano de Argentina en Copa Davis, por eso por sobre el primer puesto de este podio esta la obtención de esa ensaladera más huidiza que Gareth Bale para Mercier. Claro, sufrimos más que De Paoli relatando un Olimpo – Arsenal.  Todo indicaba que otra vez nos iba a tocar el ya repetido segundo puesto. Cuando estábamos por cambiar y mandar todo a la mierda, Del Potro se repuso y dio vuelta un partido brillante. Si el partido contra Cilic, hubiese sido de fútbol, podría compararse tranquilamente con la final de la Champions del ’99 entre el Bayern y el Machester. Delpo ganó y genero miles y miles de veletas. Pero faltaba el último partido, y apareció Delbonis en un partido perfecto. Levantamos la ensaladera, el Diego gambeteó a los que les decían que era mufa y cerramos el año deportivo con una alegría enorme. Para Orsanic… la selección de futbol.

Semana más tensa que el último ojal de su camisa tuvo Ricardo Zielinski. Lo mataron a críticas, dentro del plantel y periodistas partidarios. Del bueno de Ricardo se sabe que ama más el 4-4-2 que el asado, uno más o menos sabe a qué iba va a jugar Zielinski en Racing. La Academia no está mal en el torneo, podría estar mejor si no se metía más atrás que fiambrería de chino. Y eso es lo que le criticaron, justo antes del clásico. Pero el ruso no se amedrentó y Racing salió a morfarse entre dos panes a Independiente que tuvo menos reacción que el arquero de San Marino. Lo presionó y lo aplastó tácticamente. Si no fuese por Campaña, el Rojo se comía más de tres. Y así Zielinski pasó de ser criticado a elogiado. Solo le faltó festejar en chota.

Pasaron diez equipos antes y siempre Estudiantes caía mejor parado que un político del frente renovador. Diez fechas invicto. La máxima cantidad de goles que le metieron en un partido fue 2 contra Central, partido en el que termino ganando el pincha. Hasta que se Nelson Vivas se cruzó con un entrenador de su misma línea… con Julio Cesar Falcioni. El emperador también había pasado una semana turbulenta. Los rumores decían (y siguen diciendo) que la dirigencia de Banfield ya tiene todo arreglado con Ariel Holan para que sea el DT del Taladro a partir del 1° de enero. Raro, porque Banfield no anda tan mal en el campeonato y el equipo es un rejunte de ruinas del que solo se salvan algunos jugadores. Pero Falcioni no se dejó amedrentar y si bien su equipo empezó perdiendo, lo dio vuelta y en un tiempo le metió tres pepas al líder invicto del torneo. En  el segundo tiempo sintió el desgaste y Estudiantes pudo haberlo empatado, también el Taladro pudo haber metido el cuarto. Y así del equipo que menos se esperaba que le saque el invicto, le dio clases de contragolpes a un especialista como Nelson Vivas.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top