Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Martín L*b*rm*n (Hombre asterisco, mala leche, mufa, maximo exponente del Niembrsmo); Selección Argentina (Amigos del Pocho, Amigos de Messi, mudos, VIPs); Thomas Müller (Jugador del Bayern Múnich, Nacido con cara de viejo, ortiva, carucha Müller del hemisferio norte).

Abajo: Gabriel Anello (Relator, Contador, ortiva, edufeinmannista, anticharuto, adicto a los quilombos); Ezequiel Lavezzi (Jugador de la Selección, jugador lujoso -por los caños que hace-); Periodismo deportivo (Generadores de puterios) 

Alemania goleó fácil a San Marino como era de esperarse, sin embargo el Carucha Müller del hemisferio norte, se quejó. Estamos hablando del homónimo de apellido y cara del ex delantero de Chacarita, de Thomas Müller. Al teutón le rompió las bolas jugar contra San Marino y salió a decir que no tiene sentido jugar contra ese tipos de selección. Al delantero que tiene cara de viejo desde los tres años más o menos, le llovieron las críticas. La mejor respuesta fue la del secretario de prensa de la selección de San Marino, quien con un enorme estilo y nivel lo mando a chuparse una garompa del tamaño de un camión cisterna. Igualmente la culpa no es de Müller, es de Palacio e Higuaín por definir como el orto en la final.

Se pudrió todo entre el periodismo y la selección. Se desato la guerra entre las dos corporaciones mas grandes en lo que es la venta de humo. De un lado los jugadores de la selección, y del otro los siempre detestables periodistas. Los dueños de la verdad absoluta, contra los que se creen semidioses. Todo partió de la cuenta de Gabriel Anello, cuando acusó a Ezequiel Lavezzi de ser desafectado del banco por haberse fumado un churro relleno de hierba. Desde tiempos inmemoriales jodemos con el Pocho y el charuto, más o menos desde le época del mundial, no recordamos el por qué, pero lo cierto es que todos jodemos con el tema. Que una manga de boludos como nosotros o las cuentas de humor, boludeen con el tema no pasa de una joda. El temita es cuando un periodista serio… bueno, no tan serio… bueno, tampoco es periodista, es contador…  esteh… El temita es cuando Anello, que es un comunicador escuchado, ahí va, sale a afirmar un hecho por el estilo como si estuviese desenmascarando el Watergate. Puede ser verdad o no que el Pocho se haya puesto la planta en el caño como los creadores del Mario Bros ¿Y? Qué nos importa si el Pocho se fuma un camión cisterna de rucula o si se cola un matafuegos de canto en el recto. Ahora si en la cancha no corre o erra más que el Piojo López tirando un centro por culpa de eso, es otra cosa. Pero Lavezzi ni siquiera jugó. Fue de acompañante moral y contador oficial de chistes en la ronda de mates de la selección. La verdad que Anello logró algo increíble: que banquemos al Pocho.

El tema puntual es que últimamente todo el arco periodístico deportivo, busca generar más puterio que el jurado del Bailando. Son todos Niembros. Basta con ver al hombre asterisco, mejor conocido como Martín L*b*rm*n. Se desgarró las vestiduras luego de la goleada de Brasil. Luego la victoria de la selección le importó tres pelotas. Lo único "decente" fue que dijo la verdad, que pierde plata si la selección no llega al mundial. Luego fue un tsunami de heces. Nunca analizó nada, ni en la derrota, ni en la victoria ante Colombia. Sigue confundiendo vender humo, como lo hacía el viejo “Show del Fútbol”, con vender mierda. Una cosa es armar un show y otra muy distinta es armar puterio. Luego la herman de Messi, mostró capturas de pantallas de su mala leche en los DM. No, su color de pelo no atrae la mala suerte. Amamos a Kai Hansen o a Dave Mustaine que son colorados. L*b*rm*n no es mufa, él llama a la desgracia para luego poder faenar al caído en su programa.

Si uno mira los programas futboleros de debate, no hablan de futbol. Si uno abre los sitios deportivos masivos de internet, se van a encontrar con que el 5% solo habla de fútbol; el resto son minas en culo, notas de la novia del 5 de un equipo de Ucrania, memes copiadas y pegadas… Si, son los mismos que le piden coherencia a los jugadores. Ojo, no todos los periodistas son así. Hay muchos que son buenos e imparciales, pero hay que saber buscarlos. Lo mismo con los jugadores, no todos son nenes ricos caprichosos con el ego más grande que la panza de Ronaldo, el brasilero. Generalizar está mal, pero como cada vez son peores la muestra representativa de periodistas y de jugadores, lamentablemente se cae en eso.  Si Dante Panzeri resucitara, cagaría a trompadas no solo a los periodistas, sino también a varios jugadores.

Desde acá llamamos a que los periodistas y los jugadores de la selección hagan un pacto: Los jugadores no hablan más de la prensa y el periodismo no habla más de los jugadores. Con eso ganamos todos, sobre todo nosotros los simples oyentes/espectadores.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top