Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Guillermo Barros Schelotto (Entrenador de Boca, llorón, protegido) Selección Boliviana (Selección despojada de puntos, país al que Chile le saco mar y puntos); Selección Argentina (Cosa amorfa que no contagia ni despierta nada en sus hinchas); FIFA (Negan del fútbol, quitapuntos, ortiva, rati).

Abajo: Barras de Tigre (Termos violentos, escupe y roba asados); Barras de Temperley (Termos violentos, sacapresidentes); Daniel Angelici (Presidente de Boca, comedor de eses, creativo de copas, rosqueador profesional)

Selección.
Fue una semana bastante complicada para Boca. Se le cerraron todas las puertas para entrar a la Copa Libertadores del próximo año. A pesar de tener un plantel claramente competitivo que armo a gusto Guillermo Barros Schelotto. Por mucho menos al Vasco Arruabarrena le dejaron marcado en una nalga la suela de un zapato. Ni hablar de Falcioni, a quien si estuviese en el lugar del melli, lo hubiesen empalado en casa amarilla. Pero Guillermo goza de status de ídolo y por eso, muchos hinchas y sobre todo el periodismo lo cubren con la capa de invisibilidad de Harry Potter. Boca hace tiempo que no juega a nada. Cuando se enfrenta a una defensa más o menos estable, hace agua por todos lados. Tevez queda más solo que Sanfilippo el día del amigo, a los delanteros le llegan menos pelotas que agua al tanque a Vicky Xipolitakis. Pablo Pérez, que está en un nivel superlativo, todo no puede hacer. Boca tiene muchos nombres fuertes, por los que cualquier equipo daría hasta las cachas para poder tenerlos en el plantel. Pero no rinden, o no los hacen rendir. Nos hace acordar a la Selección Argentina. Sumado a una defensa que tiene más altibajos que la psiquis de Matias Alé. Todos estos problemas los viene teniendo desde la época Arruabarrenista y que Guillermo no pudo, o supo, corregir.

Bien, si seguimos hilando nos vamos a topar con uno de los máximos responsables de este mal momento xeneize: Daniel Angelici. Antes un ejemplo: Guillermo venia de ganar la sudamericana con Lanús. Equipo que viene peleando siempre arriba. Se fue el mellizo y Lanús trajo a Almirón, entrenador al que no podían ni ver en Independiente: salió campeón con el granate de punta a punta del último campeonato. Esto nos lleva una reflexión… ¿Qué es lo que hace ser campeón? ¿Es el entrenador? ¿Son los jugadores? ¿Es el nivel de compromiso de los dirigentes con el club? Y... es todo junto. Un poco de todo. Hasta ahora al gestión Angelici solo han dado un par de estrellas que no han conformado al hincha. Y ha gobernado para la “gilada” con declaraciones de nivel termo, “escuchando” al socio solo en temas que le conviene a él. Todo es una gran cortina de humo. El tano anda más preocupado por los tongos gobierno-AFA-política, que por Boca. Usó a Tevez como escudo político —él también se dejó usar—, puso en el tapete cosas como una nueva Bombonera… En definitiva, vendió tanto humo como Caruso, pero hasta ahora no salvo a ningún equipo, solo a él. Con Boca afuera de las copas, ahora quiere instaurar una reforma de clasificación y/o armar un nuevo trofeo internacional. Porque para usar la creatividad en favor de la Institución Boca, nada, solo en los balances.

¿Por qué no están Chile y Perú en el antiequipo? Y a pesar de que fueron re policías, altos antichorros e hicieron la “escritorioseñal”, vieron que tenían ventaja y la aprovecharon. Es lo que hacen los héroes, tal como dijo Homero Simpson. Luego del papelonazo del ida y vuelta del la restitución de puntos, no hay duda: si hay que señalar a un culpable por la quita de puntos a la selección de Bolivia, es la misma Federación boliviana. La conducción de esta “nueva FIFA” viene a reventar sabiolas a lo Negan en The Walking Dead. ¿Por qué? Para la tribuna, muchacho, para la tribuna. Sí, tiene razón: las reglas están para cumplirlas y Bolivia las infringió. Entonces la FIFA le hizo la gran Chicago y le sacó los puntos. ¿Chile y Perú tienen razón? Y sí. Pero, el tema es que no presentaron la denuncia en tiempo (tenian 24 horas post partido para hacerla). Pero poco le importa una FIFA que solo busca castigar. Infantino llegó siendo un ignoto y con el bate con alambre de púas busca el “respeto”. Ya le reventó el balero a la Federación de Guatemala. Si en frente se pone Argentina, “Infantinegan” no va a dudar en hacerle puré la cabeza. ¿Qué mejor que disciplinar a Argentina, una potencia mundial de fútbol, para que sirva de ejemplo? Así que si los piratones de la AFA hacen algún movimiento raro, nos quedamos sin mundial. Aunque el equipo también anda haciendo bastantes méritos para ver Rusia 2018 por el codificado.

Y si hay que señalar a un culpable por la hasta ahora “no clasificación” de la selección argentina, señalamos principalmente a los inútiles de dirigentes que tienen la AFA, a Martino, a Bauza, a varios jugadores y por supuesto a nosotros, los hinchas… Si, los hinchas. Porque los hinchas nos acordamos de la mierda que tenemos de dirigentes solamente cuando estamos en el fondo del mar. En River se acordaron de la corrupción de Aguilar y la inutilidad de Passarella cuando ya tenía la soga al cuello. Con Argentina en el puesto 6, con la misma diferencia de goles, pero por debajo de Chile por cantidad de goles totales, nos acordamos de la comisión deformalizadora, los garcas de dirigentes de la AFA, Grondona, el árbol genealógico de Don Julio…  Si Argentina llega a terminarla próxima jornada de eliminatorias en zona de clasificación, seguramente muchos olvidaran un poco lo garcas que son estos dirigentes, aunque constantemente con sus acciones no lo recuerden permanentemente. Porque lamentablemente a la mayoría de los hinchas les importa solo si la pelota entra o no.

Los barras tuvieron una semanita bastante laboriosa. Después dicen que no laburan. Cuando de a poco están volviendo algunos visitantes, la Barra de Tigre pasó por mataderos e hizo más destrozos que el huracán Matthew. Hasta se llevaron el asado de… de… de ¿Quién? Pues no sabemos a ciencia cierta, porque el siempre informado periodismo dio 750 versiones. Primero que eran otros hinchas de Nueva Chicago, después los del club de amigos del fitito, también circulo que era una familia, solo falto la versión de que era una reunión de los Magios… bueno, pero la cosa es que se llevaron un costillar para degustar finamente en el bondi mientras iban a Lanús, dejando en el camino robos, hurtos, golpeados. Así empezó la semana para esta casta de individuos que es mano de obra (y choque) de la política. Luego Hernan Lewin, presidente de Temperley renunció a su cargo cansado de recibir amenazas por parte de los barras de su club. Siga, siga.

Banco de Suplentes.
Sebastián Prol (Jugador argentino del Audax Italiano, Erik Cantona del cono Sur) 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top