Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Qué fin de semana largo eh. Pasaron tantas cosas que la fecha 11 paso a ser una partícula microscópica. Murió Fidel Castro, ganamos la Davis y pasó la tragedia del Chapecoense. Esto último ya fue en la madrugada del martes. En el medio de una marea de mierda que es el fútbol últimamente, este lamentable accidente despertó lo bueno. Despertó la solidaridad de todos los clubes. Buenos gestos que nos obliga a decir que no todo está perdido en el mar de popo que suele ser el futbol. Lo que pasó es una desgracia. Una nueva desgracia para el futbol. Pasó con Alianza, Manchester United, Torino y varios más que ahora no recuerdo. Eliseo Mouriño murió de la misma forma cuando el avión que transportaba a Green Cross se precipitó a tierra. ¿Por qué pasa tanto en el mundo del futbol? Si bien hacia mucho que no pasaba, pasa porque los equipos viajan mucho. Es uno de los tantos riesgos que tienen los futbolistas. Y pensar que uno los reputea, les dice mercenarios, millonarios, etc. Debe ser una patada de Ortigoza de puntín en el medio de los huevos tener la vida de los futbolistas. Todo el tiempo lejos de la familia, con los pibes creciendo lejos de casa… Claro, uno ve a los tops regodearse de botineras, con autos de hipersuper lujo. Pero déjeme decirle algo mi viejo, por cada uno de esos futbolistas, hay siete que son laburantes del balón. Que no ganan una fortuna, que tienen que romperse el orto para llegar a jugar…  como la mayoría de los del Chapecoense.  Pero bueno, acá les dejó la primera parte del análisis, que  ya estaba terminada antes del accidente.

Click sobre la imagen para agrandar.
(*) No pibe, no es el nene posta, es una parodia, no se coma todos los amagues.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top