Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto. Diego Osella (Entrenador de Newell’s, griton, termómetro).

Segundo puesto. Nelson Vivas (Entrenador del puntero, whatsapero).

Tercer puesto. Andrés D’Alessandro (Jugador de River, doble de René de Calle 13).

Selección
Luego del último torneo que tuvo Diego Osella en Newell’s, le dábamos menos vida que Glenn y Abraham en la séptima temporada de The Walkind Dead. Pero nuevamente nos equivocamos más que Bauza armando la defensa contra Paraguay. La Lepra no es vistosa, ni siquiera juega bien y en algunos pasajes es más rustico que Laspada en una cristalería. Pero gana, está a solo dos puntos de la punta, sigue invicto, es el equipo al que menos goles le hicieron y… le gano el clásico a Central después de 10 años en Arroyito y 10 partidos. Después de un desfile de entrenadores, el entrenador que grita cuando habla volvió a poner a Newell’s peleando arriba.

Mientras usamos el WhatsApp para pasar fotos del negro con la chota más grande que un error defensivo de Vélez, don Nelson Vivas lo usa para armar el equipo y dejarlo puntero. Seguimos repitiendo nuestro sinceramiento desde la segunda fecha: a Vivas le teníamos menos fe que a Olmedo en el Manos santa. Arribo a Quilmes con un mal precedente, hizo un buen torneo transición pero tenía menos identidad que un troll de las redes sociales. Ahora le dio identidad de juego, con tintes bilardista, a un Estudiantes que venía en declive. Está puntero, dejó en el camino a otro candidato como San Lorenzo y si bien falta una eternidad, nadie le quita la ilusión.

Andrés D’Alessandro con poco fue mucho. Saltó desde el banco para darle el triunfo a River.  El conjunto millonario tenía un partido dificilísimo. En frente estaba un Atlético Rafaela  que va recobrando la memoria de a poco, y va a camino a transformarse en ese equipo que enfrentarlo era un dolor de cabeza.  El partido era chivisímo. La crema lo había puesto al local varias veces contra las cuerdas, Batalla había salvado las papas. El cero a cero ya era inevitable. Pero apareció él para mandarla al fondo. Bueno, en realidad apareció la barrera para descolocar al arquero de Rafaela, y en consecuencia el tercer puesto tendría que ser para la barrera, pero fue para el creador de “la boba”, porque al final de cuentas, fue él quien efectuó el disparo y gracias a él River sigue al acecho.

Mención espacial... especial
El representante de Bentancur. Ídolo, genio… ¿barrilete cósmico de qué planeta viniste? Córrete Bauza, déjale el mando de la selección a Daniel Bolotnicoff, que él hace más milagros que el representante de Maxi López. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top