Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Que dolor de ojos el primer tiempo, mi viejo. Hasta a Bauza se le pusieron los ojos chiquitos desde adentro de esa capucha. Los laboratorios que fabrican colirio, lágrimas y desinflamantes oftálmicos durante el partido subieron sus acciones en un 2.000% más o menos. En el primer tiempo Argentina no atacaba ni defendía bien. No sé si estaban extrañando a Messi, a Martino o a Sabella. Hasta Max Berliner tomando reumosan vencido pasaba por el medio de la defensa. Claro, los jugadores vieron a Banega con la 10 en la espalda y se perdieron también. Uno lo veía a Banega con la 10 y extrañaba a Messi, hasta los que lo putearon durante todo el mundial y las dos copas América pedían que nunca más nos falte Messi. Romero estuvo más inseguro que las calles de Lanús encima. Nada para destacar de un primer tiempo más horrible que el mismo Bauza con capucha mojándose en la lluvia. El complemento no arranco de la mejor forma, Romero que nunca tiene trabajo, esta vez sí lo tuvo y se pidió vacaciones. No es que Venezuela sea el Lanús de Almirón, sino que lo dejamos crecer. Entre que no estaba Messi, entre que no atacábamos y que defendíamos para la mierda; hasta Crucero del Norte nos pasaba por encima. Pero llegó el descuento de Pratto que estaba más solo que L*b*rm*n viajando un martes 13. Pobre Pratto, era como el Eternauta. Rodeado de muertos, solo en medio de la nada. Venezuela se quedó y por eso Argentina empató. Creo que desde que debuto Di María pateando córners, este fue el primer córner que tiro a la cabeza de un argentino. En el medio pasaron 250 tiros de esquina por partidos desperdiciados. Pasa que Bauza está acostumbrado a los partidos de Copa Libertadores y meter dos goles y sacar un empate de visitante es cosa grosa eh. Es más, tuvieron que convencerlo entre cinco de que la revancha contra Venezuela no se jugaba la semana que viene y que esos dos goles no valían doble. Pero bueno. Ahora por suerte este partido horrible ya quedó atrás y ahora nos toca lidiar con lo horrible del torneo.

Uno por uno.
Sergio Romero (3) Todavía se está arrastrando en el segundo gol, como Fourcade en un chat de Facebook frente a una mina.

Pablo Zabaleta (4) Esta parecido a Mascherano pero con 40 años más, también se proyecta como si tuviese 40 años más.

Nicolás Otamendi (5,5) En una corrida, Rondón parecía Usain Bolt y el barbudo defensor una babosa haciéndole cococho a Maria Martha Serra Lima. Hizo el gol del empate.

Ramiro Funes Mori (5) Estuvo más o menos firme, pero estuvo camuflado con lo malo de la defensa argentina. Tuvo más malas que buenas, la mejor fue cuando revoleo a un delantero venezolano.

Marcos Rojo (5) Se proyectó bastante, pero la cagada es que se olvidaba de bajar y a Bauza podes tocarle las nalgas, putearlo pero nunca no bajar.

Lucas Biglia (4) Siempre juega en silencio haciendo el trabajo fino. Esta vez jugó tan en silencio que nos enteramos que estaba en la cancha cuando lo sacó Bauza.

Javier Mascherano (5) Lo desbordaron más que una calza al pipita Higuaín.

Erik Lamela (3) Lo único que hizo fue el pase a Pratto. Estuvo más desaparecido que las “S” del vocabulario de Ruggeri.

Ever Banega (5) Bauza lo puso como conductor y termino conduciendo como Chano.

Ángel Di María (4) Estuvo más morfón que el hijo de Porcel en un tenedor libre.

Lucas Pratto (6) Si no lo mató la soledad de ayer, no lo mata nada. Buscó y chocó contra dos mil defensores y pudo meter su primer gol en la selección.

Ingresaron.
Lucas Alario (-) Entro faltando poco. Otro que busco, se vio tan sorprendido por estar en un equipo de Bauza con otro delantero.

Ángel Correa (-) Bauza, si vas a llamar a tus pichones, llámalo a Buffarini o Mercier.

Nicolás Gaitán (-) Entro a ver qué onda. 

(*) No pibe, no es el Nene posta, no te comas todos los amagues, es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top