Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Asociación del Fútbol Argentino (Ente del mal, Grondonista Shaokahnista, arruinadores seriales del futbol, antifutbol, antiselección, garcas de primera, chorros del primero hasta el último)

Selección.
Cortito porque hay un único responsable. Quedarnos afuera de la pelea por el oro olímpico nos dejó una gran lección: salir segundo no era un fracaso. Por lo menos si salíamos segundos en los JJOO ligábamos una medalla: la de plata, aunque los muchachos de la AFA se quedaron con ella desde hace rato. ¿Quiénes son los culpables de este estrepitoso desastre? Sin ningun duda, la AFA y los dirigentes de muchos clubes que el pijotearon jugadores a Olarticoechea. Caerle al vasco y a varios pibes es más injusto que ser un piojo y caer en el balero de Ginobili. Claro si Calleri no se hubiese transformando en un “Higuaín en finales” o Correa hubiera sido menos morfón que Fabbiani en un tenedor libre o si metía el penal, tal vez era otra la historia. La selección nunca tuvo volumen de juego. Atacaba al voleo y defendía como podía. Se le podría echar la culpa a Olarticoechea, pero si vamos a los números concretos, a la fría estadística, nos encontramos que ni el vasco ni los pibes son los principales culpables. Martino se fue con las pelotas tan infladas que parecían un Fiat 600, en el medio de la orgia desorganizativa de la AFA, lo pusieron al vasco, tiró una lista y dirigentes como D’Onofrio o Angelici, solo por citar a dos, la usaron como papel higiénico a pesar de que no hay escasez. Entre que no le daban pelota y los jugadores no venían, la primera práctica fue un 11 de agosto con tan solo 11 jugadores. Tan solo 24 días antes de que arranquen los juegos. La práctica con todos los citados recién fue el 19 de julio… a tan solo 16 días de arrancar el primer partido.

Todo fue más o menos como cuando tenés un fulbito con los pibes de la oficina o con tus amigos. Se empiezan a bajar todos y vas recolectando jugadores. El primo de un amigo, el primo del primo de un conocido de contabilidad. Un compañero que lo viste una vez en el ascensor. El amigo del tío de un primo del hijo de la secretaria del jefe… Los dirigentes ausentes, y el vasco remando en un mar de poxirán con dos revolvedores descartables de café mientras los pibes se les caían del barco. La eliminación era más anunciada que un penal pateado por Palermo en la Copa América contra Colombia. El rival que nos dejó afuera no fue ni Honduras, ni Portugal… fueron los hijos de puta de la AFA. Denle la medalla de oro a ellos, porque la plata ya se la llevaron hace rato. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top