Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)

Otra final, y la verdad mi viejo que es una complicación. No por la final en sí, sino por las cábalas o las no cábalas. Estoy repasando todo lo que hice en la final contra Alemania y la final contra Chile y la verdad es que no me acuerdo que hice mal, es más no me acuerdo las cábalas y encima para esta Copa no hice ninguna porque no le di mucha pelota. Así que no sé qué hacer mi viejo. Y no quiero arrancar nuevas cábalas para no ser mufa. Aunque las cábalas son para los inseguros, y bueno yo soy más inseguro que la defensa de Brasil. La cosa es que estamos en otra final, una nueva final, la tercera de tres competencias. Si no ganamos la adoptamos a Máxima como reina de la Argentina porque vamos a ser Holanda. Lo convocamos de nuevo al Cuchu Cambiasso y lo hacemos pasar por Robben.  Bueno, la verdad es que no sabemos las cábalas y mucho menos contra quienes vamos a jugar porque Colombia perdía 2-0 y Pekerman salió a hacer la danza de la lluvia y atrajo tornados, granizos, lluvia… Y desde hace como dos horas que está suspendido y no se deciden si van a jugar, si se va a suspender porque para papelonazos la CONMBOL es local en todos lados. Pero bueno, le ganamos a Estados Unidos, la verdad quiere que le sea honesto mi viejo,  si antes del partido me decían que ganábamos uno a cero yo firmaba. Claro, si uno ve los nombres de un equipo y el otro el 4-0 queda bárbaro, pero esta Copa tuvo más sorpresas que un viaje en auto por los bosques de Palermo a la madrugada. Esta Copa es como sacar el celular en la parada del bondi: no sabes quién te la poner para sacarte. Pregúntenle a Uruguay, a Brasil… pero bueno, tenemos tiempo hasta el domingo para acordarnos que cábalas hicimos en el mundial y en la última Copa América para no volver a hacerlas JAMAS.


Uno por uno.

Sergio Romero (-) Se rasco tanto las bolas que paso el hijo de Porcel y le dijo que era un vago.


Gabriel Mercado (6) Correcto, casi lo confunden con una tortuga ninja.

Nicolás Otamendi (6) Se le pego más a Dempsey que los fondos buitres a la Argentina.

Ramiro Funes Mori (6) Tuvo menos laburo que Romero.

Marcos Rojo  (8) Subió más que el riesgo país en el 2001, metió más centros que Fantino a los invitados que le caen bien.

Augusto Fernández (7,5) Laburo más que el psicólogo de Matías Alé, salió lesionado.

Javier Mascherano (7,5) Lo bueno: quitando y distribuyendo. Lo malo: lesionó a Lavezzi de un pase.

Ever Banega (7) Distribuyo más que el dealer de la villa.

Lionel Messi (9) Que lindo gol, esa pelota fue ahí, imposible ponerla ahí justo en el medio del upite de todos aquellos que lo criticamos.

Gonzalo Higuaín (8) Meh. (Hasta que no la meta en una final y me cierre bien las arrugadas nalgas no pienso hablar de él)

Ezequiel Lavezzi (8,5) Metió el primero, estuvo aceleradísimo, hasta que un pase lo volteo y se quebró… como en la vida misma.

Entraron.

Lucas Biglia (6) Cumplió, como yo con este análisis.


Erik Lamela (6,5) Está mostrando un nivel alto como su peinado.

Víctor Cuesta (-) Entró porque hay que justificar el viatico. 

(*) No pibe, no se coma todos los amagues, no es el nene posta, es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top