Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Patricio Toranzo (Jugador de Huracán accidentado, emocionado, batallador)

Segundos puestos: Sebastián Méndez y Pablo Guede (Ya que pierda uno y se defina quien va a la final)

Tercer puesto: Juan Manuel Azconzábal (Ex rustico, entrenador de Atlético Tucumán equipo revelación del torneo)

Selección.
Y es aquí que aprovechamos la sección menos hija de puta de esta página para ponernos contentos y celebrar que Patricio Toranzo ha vuelto a las canchas. No hace mucho tiempo, por febrero,  que el plantel de Huracán sufrió un lamentable accidente, en el que Toranzo la paso peor que Brancatelli mirando los últimos Martin Fierro. Ese fatídico día, las versiones entre los distintos medios eran más contradictorias que Bastia yendo a la peluquería. Unos decían que le había cortado el pie, otros que solo una falange, otros que nada y en el medio el presidente del club desdiciendo al médico del Globo. Las cosas fueron quedando atrás,  el Pato fue rehabilitándose y luchándola, como lo viene haciendo desde pibe con su familia, y el viernes contra Unión volvió para luego emocionarse hasta las lágrimas. Entre tanto mar de mierda en este cabaret que es el futbol argentino, celebramos con ganas que al menos haya una buena.

Los equipos de Sebastian Méndez y Pablo Guede siguen cabeza a cabeza y no se sacan diferencia. Bueno, la diferencia está en los goles a favor y el conjunto del ex carnicero gallego está muchos escalones arriba del San Lorenzo del ex ultra ofensivo devenido a bauzista, Pablo Guede. Falta una fecha solamente, Godoy Cruz frente a San Martín de San Juan y el Ciclón frente al Taladro. Y ahí se dirimirá quien será bailoteado por Lanús en la final, porque por lo visto el conjunto granate se aburrió tanto de ganar que hasta pone suplentes para llanto de don Caruso Lombardi.

Atlético de Tucumán está a un punto de meterse en la Libertadores. El conjunto dirigido por Juan Manuel Azconzábal,  el único vasco sobreviviente de este torneo, pasó de descollar futbol en el Nacional B a pelear palmo a palmo con un equipo experimentado como el Pincha por entrar a la Libertadores. El Decano es un equipo moldeado a la personalidad de su entrenador, fuerte, compacto y que no se achica en las difíciles. Esta vez se lo dio vuelta al siempre complicado santo sanjuanino. En la última va contra Newell’s que viene en franca bajada y Estudiantes con el siempre jodido Unión y en Santa Fe. La ilusión a los tucumanos no se la sacan ni cinco gordos de traje…

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top