Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Leicester (Equipo inglés desvirgado recientemente, sorpresa)

Primer puesto: Claudio Ranieri (Entrenador italiano del Leicester, caraculico, falcionista, millonario)

Segundo puesto: Jorge Almirón (Entrenador de Lanús, inganable, camarilleado en Independiente)

Tercer puesto: Pablo Guede (Entrenador revolucionario de San Lorenzo, ex ofensivo, actual Bauzista)

Tercer puesto: Sebastian Méndez (Entrenador de Godoy Cruz, cabulero, ex máquina de picar piernas ajenas)

Selección.
Se desvirgo el Leicester de Claudio Ranieri. Bueno en realidad se desvirgo de “Premier”, porque el club ya había ganado tres  Copas de Liga y una Community Shield. Pero nadie daba dos mangos por el club que aún no sabemos si se pronuncia “Lister”, “Lester” o “la concha de tu madre all boys”.  El equipo sin grandes nombres logró ganar la Premier de punta a punta. Seguramente porque el Chelsea, el Manchester United, el City, el Liverpool y el Arsenal tienen puesta la cabeza en la Libertadores… ah, no… mala nuestra. Mientras el Manchester compro figuras al por mayor y está dando lastima. A pesar de que atrás tiene al multimillonario Vichai Srivaddhanaprabha (Pepe para los amigos), el equipo gasto poco en incorporaciones, poco en relación a los “grandes” de la Premier. Le exploto por fin el fiestero de Vardy; Schmeichel, hijo e’ tigre, tapo todo lo que le tiraron. De la mano de Ranieri, el entrenador cuyo apogeo fue en los ’90, los jugadores pasaron de tener orgias en Tailandia y de temerle el descenso a tener orgias y salir campeones.  Si uno agarra el diario del lunes del año pasado puede observar que el Leicester de la mano de su antiguo entrenador, Nigel Pearson, gano siete de los últimos nueve partidos. Llegó el viejo Ranieri, pegó un par de gritos y lo puso alto al Leicester y ahora va a cobrar un fangote de guita, pero a nadie le importa porque los foxes salieron campeones, equipo al cual los termos británicos seguramente llamaran “Lie”cester.

Desde que empezó el torneo que Jorge Almirón viene estando en este podio y en el primer puesto de la Zona 2 de este amorfo torneo. Si juntamos ambos grupos, el Lanús de Almirón sería prácticamente inalcanzable para todos los equipos, como ahora bah. No tenemos prácticamente nada que agregar, el hombre del lunar llegó a un Lanús que institucionalmente es un lujo, supo que hacer y todo está encaminado para que el granate juegue la final.

Son dos los equipos que no se sacan distancia en la Zona 1, el San Lorenzo de Pablo Guede y el Tomba de Sebastian Méndez. El primero le gano un partido crucial a Independiente y dejó en la cuerda floja a Pellegrino. Sin embargo, el “método” Guede pasó de ser ultraofensivo a ser “Bauzista” y esto le está dando resultados a pesar de ir contra su propia doctrina guardioalmeydista. El gallego por su parte suma otra fecha sin afeitarse puesto que otra vez ganó y el Tomba es cosa seria. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top