Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por Ale Apo (*)

Se acaba el torneo transición. Se termina. El acabose. Se terminan como esas películas en donde como las blancas gotas lácteas cayendo sobre los montes carnosos de una bella actriz porno nos anuncian el acabose. Como esa porción de pizza en un rincón de la casa sudando aceite, que ha quedado a lo último y muy sigilosamente primero atacamos la aceituna que ha quedado huérfana de porción, para luego ir a ese pedazo, ya frio,  y terminar por fin con la pizza. Así se nos va el torneo. Ya hay un finalista nene, es Lanús. Que bien juega Lanús. Del otro lado San Lorenzo y Godoy Cruz están pegados cual perros en pleno consumación del acto amoroso y Amoroso hizo un gol, a Banfield, y muy amoroso fue su festejo. Qué bello es el amor, tal como Pepe le Pew le susurraba a su gatita, pero no nos confundamos como el zorrillo. Esto todavía no se termina, faltan dos fechas, la 15 y las 15, pero en el horizonte se ve cómo se va escondiendo el sol de este atardecer futbolero que es el torneo. Y cuando cae la tarde, comienza la oscuridad y cuando cae la oscuridad yo llamo al delivery, porque tengo hambre nene.

Zona 1
No cobra pero cobra. Quilmes no cobra los sueldos pero cobra en el arco, tres por uno le hizo el Tomba. Ya no hay sueldos, Ni Aníbal, ni Meizner, ni la cerveza al frente de la camiseta ha quedado. Todo se ha ido. Se ha marchitado como el pelo del Gallego Méndez, quien lleva su cabellera en la barbilla, en la barba. Blanco. En cero el primer tiempo. Segundo tiempo. Zuqui. Gol. Tomba. Delirio. En San Lorenzo hay presión. Andrada pone la serie empatada. Que rima nene. Fue entonces que los once guerreros del Tomba en el verde césped de Quilmes fueron al abordaje y pudo conquistar el grito sagrado Santiago Garcia de penal. Las penas del penal para la gente de Quilmes y entonces se floreo Godoy Cruz y puso el tercero: Correa. Gano el Tomba que es una tromba y una bomba, ahora me como una rumba porque tengo hambre y falta para la comida, nene.


Blanca palomitas con la V azulada en el pecho se dispersaron en el verde césped para recibir a Colón, a un colón que vive amenazado cual John Connor. Pavone y Romero los goles de Vélez. Pavo al romero, una delicia en estos inviernos, inviernos fríos como las cuentas corriente de Vélez que buscan volver a calentarse y poder ser lo que era, caliente como la gente de Colón para con sus jugadores. Y así nene a Colón le quedan dos partidos y ya se acaba la pesadilla de la transición.
Guede vino a San Lorenzo muy ofensivo, 
gano partidos pero también perdió mucho, 
ahora Guede es como Bauza: defensivo,
menos mal que gano, sino había serrucho.

Blandi blandió dos veces la pelota en el arco, 
ahora para Gallardo arranca la limpieza, 
Bertolo desapareció como el Chapo, el narco,
D’Onofrio se está cortando las bolas en la pieza.

Con la cabeza en otro lado salieron al verde césped los 11 guerreros del canalla. En frente el ejercito de Arsenal dispuesto a ganar y soñar con la clasificación a la Libertadores, el sueño que desvela a Central. Fue entonces que el Arse, conservador cual lata de arvejas fue y encontró su gol: Belloq. Allí Arsenal cerró las puertas del paraíso con ellos adentro. Central intento golpear pero nadie atendió y en cero su marcador quedo.


Servida estaba la mesa, pues Meza hizo dos, 
 mientras Pellegrino rogaba por el contrato, 
pero luego Vera y Benítez dijeron empatados, 
pero Pellegrino padece a la pelota su maltrato. 

El lobo despertó y el tercer tanto puso Oreja, 
 entonces Pellegrino se quería cortar las pelotas, 
 Fernández empató y las bolas les quedaron pareja, 
con todas las lesiones, el cebolla jugó a cuentagotas.

(*) No tengas miedo nene, cualquier similitud con un personaje de similares características es coincidencia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top