Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Diego Simeone (Entrenador del Atlético Madrid, rompetoto… del Barcelona —No sean malpensados—, puntero)

Segundo puesto: Pablo Guede (Entrenador de San Lorenzo, revolucionario, metodista, amante de la primera clase)

Tercer puesto: Ricardo Caruso Lombardi (Entrenador de Sarmiento, superhéroe del conurbano, cazafantasma del descenso)

Selección.
El hombre de la semana y del fin de semana fue ni más ni menos que Diego Simeone. Al Barcelona lo tiene de hijo, no solo lo elimino de la Champions sino que se trepó al primer puesto de la liga, aprovechando que Luis Enrique hizo la gran Chano estampando la Ferrari que es el Barcelona contra la pared.  Atlético Madrid ahora deberá enfrentarse nada más y nada menos que al Bayern, pero Simeone sabe de encuentros duros y de salir victorioso.

San Lorenzo llego al primer puesto de la Zona 1. En medio de una tormenta de rumores, Pablo Guede la piloteo bastante bien en un partido chivisimo contra el Central de Coudet. Ganó y se acomodó primero junto al Tomba. Guede tuvo una semana complicada: quedo eliminado de la Libertadores y le hizo un cambiazo a un par de juveniles para ir como un campeón a primera clase. El descontento era tan grande entre algunos jugadores y dirigentes que muchos periodistas aseguraban que del shot en el traste que le iba a dar no iba a necesitar ni primera clase ni clase turista. Pero Guede ganó, puso puntero al equipo y se interna en la selva revolucionaria del torneo de transición.

Caruso Lombardi ganó su primer partido como entrenador de Sarmiento. Ya de una vez denle el Ministerio de Hacienda y en tres meses tenemos superávit fiscal, comercial, de rating y desciende la inflación. Todavía faltan cuatro fechas, pero Sarmiento le saco dos puntos de distancia a Argentinos Juniors y está a dos de Temperley. Un culo a prueba de balas. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top