Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Asociación del Futbol Argentino (Entidad dedicada al choreo sistemático);  Barras (Termos violentos, amenazantes); Sergio Marchi (Secretario general de futbolistas agremiados, garca, guardador de guita).

Abajo: Pablo Pérez (Amarillista, jugador de boca, desequilibrante, desequilibrado, irresponsable); Periodismo (Contradictorios in extremo); Estudiantes de San Luis (Equipo puntano que no cobra desde hace cinco meses).

Selección.
A la AFA y a Futbolistas Agremiados en cualquier momento los agarran con la retroexcavadora para buscar los millones de dólares que tienen escondidos a lo Lázaro Báez. La justicia, o sea, la jueza federal María Servini de Cubría ordenó secuestrar más de dos millones de dólares que la AFA le había dado a la fundación “el futbolista”... no hay remate. Dicha fundación pertenece a Futbolistas Argentinos Agremiados. Con todo este quilombo encima, apareció Sergio Marchi a decir que esta tudo bom, tudo legal… Claro, tuvieron que salir a sacarle de las cajas de seguridad unos 2.191.811 de dólares para que don Marchi salga de la cueva a protestar. Porque por ejemplo en Quilmes hace cuatro meses no cobran, en Estudiantes de San Luis hace cinco y muchos jugadores no tienen ni para comer, esto último fue dicho por el propio capitán del equipo. Por ese tema no se presentaran a jugar contra Talleres y tampoco se presentan a entrenar. Pero le tocas el curro y sale a decir que todo esta joya full, nunca taxi, fuera uber. Pongámosle que Marchi puede demostrar que toda esa plata es legal porque a dicha fundación le corresponde el 2% de los contratos de TV según un contrato. Hagamos de cuenta que a dicha fundación la administro Don Carlos y logro que realmente este tudo bom y tudo legal. ¿Marchi sale a hablar a los medios de esto y no cuando los jugadores se recontra cagan de hambre porque no cobran? Marchi defiende al jugador peor que David Luiz en el mundial, y de la AFA ya nada nos sorprende.

Ya es habitual la presencia en este antiequipo de los termos violentos, los barras que amenazan al futbol desde hace varias décadas. Por ejemplo a los jugadores de Colon les dejaron más amenazas que el ISIS a occidente ¡Hasta les mandaron cartas a los jugadores! Bueno, fue un papel que decía: “Lagos… Sperdutti y cnia Acá no se roba!!! A partir de hoy se les terminaron las vacaciones!!! Mercenarios váyanse!!!” ¿Fueron barras? ¿Fueron hinchas molestos? ¿Fue Pagani que se hincho las pelotas de lo defensivo de Colón? Lo cierto es que Alan Ruiz termino prácticamente exiliado luego de las amenazas pre clásico. Los directivos del club denunciaron el hecho de los termos de siempre, pero como todo, seguramente quedara en la nada. Otro episodio vivido ayer en Paraguay, ahora si con “barras barras” confirmados, empaño el triunfo de Boca contra Cerro Porteño. No se sabe bien que paso pero hay 237 barras detenidos en Paraguay por hacer quilombo…

El único integrante de este antiequipo que está acá por un hecho netamente futbolístico: Pablo Pérez. Nuevamente el ex jugador de Newell’s fue noticia en el superclásico. Curiosamente y a contramano de lo que siempre sucede, esta vez PP8 decidió probar algo distinto e ir directamente por la roja, justo cuando buscaba su amarilla 100. Solo falta la bandera a lo Palermo tachando los números hasta llegar al 100. Pablo Pérez quiso aprovechar la confusión de que Balanta se lo haya llevado por delante a Orión y le dio una patada, ese hecho más irresponsable que Chano al volante desencadeno todo tipo de comentarios. Hasta la posible “borrada” que le iba a pegar Guillermo. Boca no perdió y medio que las aguas se calmaron y le dieron dos fechas.

Sabella fue internado y luego le dieron el alta. Nadie sabe con precisión qué es lo que le viene ocurriendo a Pachorra por na decisión estrictamente familiar. Y acá donde el periodismo empezó a romper los huevos con todo tipo de hipótesis. No nos vamos a poner en moralistas, pero el periodismo de hoy por una primicia son capaces de vender a la madre en partes. Llamados a los médicos y a los directivos del nosocomio donde estuvo internado Sabella. Si está bien, Pachorra es un personaje público y muchos queremos saber que le ocurrió. Pero si es voluntad de Sabella y la familia es una decisión que hay que respetar. Lo mejor es que la primicia la dio su propio hijo al decir que: "Mi viejo está bien, mirando Champions”, mandándosela por debajo de la barrera a todo el periodismo sin código, que dicho sea de paso no todos son así.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top