Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Asociación del Fútbol Argentino (Entidad violada, descuartizada y vaciada); Termos (Mercenarios violentos que afloran con la llegada de la fecha 12 de clásicos); Luis Segura (Presidente de la AFA, Grondonista, garca, chocó la Ferrari que construyó don Julio).

Abajo: Quilmes Atlético Club (Entidad violada, descuartizada y vaciada que se caga en los jugadores y los laburantes del club); Marcelo Tinelli (Vicepresidente de San Lorenzo, mediático, neogrondonista); La Bombonera (Estadio Alberto J. Armando, Castigado por la lluvia, lodazal, enemiga de Angelici).

Selección.
Cuando pensamos que todo no puede estar peor en la AFA, esta semana los clubes grandes se plantaron, no fueron a la reunión de AFA y tiraron sobre la mesa la idea de la liga paralela, la Superliga. Esto no fue ni más ni menos que demostrar que la poronga de los equipos grandes es más grande que la del negro de Whatsapp. Y otra vez la cosa se dividió: por un lado los grondonistas de la vieja escuela con Luis Segura a la cabeza, el Chiqui Tapia haciendo de Smithers y Moyano. Del otro la nueva camada de Grondonistas: Marcelo Tinelli, Lammens, D’Onofrio, Víctor Blanco, y Daniel Angelici que con Tinelli tuvo más idas y vueltas que Barbie Vélez y Federico Bal.  Solo pusimos a Segura y a Tinelli porque si poníamos a todos no nos alcanzaba una imagen de 50.000 pixeles. En el medio de esta pelea, Segura se hizo la víctima, Tinelli se puteó con Moyano y el líder camionero le dio duro y parejo a la lengua. La idea de fondo no es mala, para nada, es similar a lo sucedido en España, la liga profesional manejando primera, la Federación el resto de las categorías y las selecciones nacionales. Pero claro, el temita es que es España, mucho chiste de gallegos pero nosotros para organizarnos somos Ruanda. Ojo, no porque no podamos, sino porque los que suben a cargos se transforman en garcas instantáneos.  No es malo que los “integrantes”  de esta pseudo liga profesional manejen la economía de esos clubes, administren y controlen que ningún club haga cualquiera como hasta ahora. Porque para descontrol, corrupción y anarquía ya está la AFA. Ah y mientras Segura, Tinelli, el Chiqui Tapia, Spinosa y Moyano se pelean como si fuesen Moria Casan,  Carmen Barbieri, Nazarena Vélez y Zulma Faiad; las juveniles están más olvidadas que la protección a los paredones de las canchas de ascenso… En Ruanda esto no pasa.

Se viene la fecha de los clásicos, en realidad ya se vino y como en toda fecha de clásico, por lo menos desde el torneo pasado, lo más clásico es ver como los termos violentos aprietan jugadores, hacen pintadas intimidatorias… Si no pregúntenle a Alan Ruiz que desde que lo amenazaron está en el aeropuerto esperando el próximo avión para tomarse el palo. Hechos similares ocurrieron en Newell’s donde se vio escrito con bengalas “matar o morir” o la pintada de la semana pasada con la poco simpática leyenda de “si no corren en la 12, en la 13 no caminan”, que lindo que se quiera la gente ¿no? Aunque últimamente para ver este tipo de mensajes musolinescos del mundial del ’34, no hace falta que se juegue una fecha de clásicos, si un equipo anda mal las pintadas aparecen. Claro que esta fecha de clásicos también tiene cosas lindas como los banderazos y el folclore futbolero del día después pero cada vez quedan más rezagados con respecto a la violencia.

A los jugadores de Quilmes les deben cuatro meses de sueldo. No sabemos si a los empleados del club también, puesto que ningún medio hablo de esto último, si de los jugadores. Vaya paradoja la del Cervecero, es uno de los clubes que más plata adelantada pidió de la TV y es el que más se atrasó en los sueldos. Ni los Meiszner, ni Aníbal se hacen cargo. Encima según trascendió los sueldos recién estarán para junio… Ay, el futbol argentino duele cada vez más.

Entre los colchones, el agua y la arena que le tiraron para secarla, la Bombonera parecía ese capítulo de los Simpsons en el que a Milhouse le toco limpiar una playa luego de la suspensión de los JJOO en Springfield por culpa de Bart. Si bien la lluvia genero más agua que la boca de Almeyda cada vez que ve golear al Barcelona, Boca había realizado un nuevo sistema de drenaje en diciembre del 2014. Los dirigentes del club de La Ribera dijeron que el lamentable estado de la cancha se dio, obviamente, por las lluvias y por la crecida de las napas. No hay que ser tan memorioso para recordar otras fuertes lluvias que han pasado hace poco, ya que el tiempo anda peor que la defensa brasilera, y sin embargo la bombonera no estaba tan mal ¿fallo el nuevo sistema de drenaje? ¿Están haciendo autobombo para decir que la Bombonera “no sirve más” y hacer el nuevo estadio? Parafraseando al filósofo contemporáneo de bigotes negro y color de pelo indefinido: no nos consta. Lo cierto es que el césped de La Bombonera está peor que el peinado de Pitana.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top