Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por el Nene (*)
Gano la Selección. Jugamos como el orto, jugamos de contra pero ganamos. Ahí se tendría que terminar el análisis. Pero tengo que rellenar más esto sino me cagan a pedos como la señora al Cata Díaz. Pero para algunos la noticia es que la selección jugó mal. Desde la llegada del pelado culorroto ese de Guardiola que están todos en exquisitos. “Ay jugamos mal”, “Ay no merecimos ganar”. Anda ver ballet pibe. Estos nenes me dan gracia. Se hacen los cultores del buen futbol y seguro festejan un empate con la mano en tiempo de descuento contra Tristán Suarez. Ahora bien, jugamos como el orto ¿Por qué? ¿No tenemos a los mejores jugadores en la parte creativa y ofensiva? Si, pero lo tenemos al Tata Martino en el banco pibe. Pero claro, la culpa no es de él ojo. Pero al boludo lo critican y cambia el sistema y se te pone a jugar así. Vos venís haciendo las cosas bien, pero en un momento  tu señora te caga a pedos y cambias y las cosas ya no te salen. Al Tata le pasa lo mismo mi viejo. Yo que el Tata muero con la mía. Dos defensores, un volante central y el resto delanteros. Volvió Messi y ganamos. Ni siquiera jugó bien. Pero con que este ahí a un costado pelotudeando con el celular nos alcanza. Ayer lo marcaron más que los chinos a las fechas de vencimiento. No pateo al arco pero aunque tenga 57 años que juegue, aunque sea como cábala. Ahora se viene Bolivia y hay que ganar. Si no ganamos no importa, hay que estar unidos, todos juntos… para pedir la renuncia de Martino.

Uno por uno.
Sergio Romero (6). En el gol no tuvo la culpa, Biglia estaba más pajero que mi pibe entrando en Poringa por primera vez. Corto muy bien por arriba, lo que provoco las lágrimas en los hinchas de Independiente, que llevan como 4 años sin que le descuelguen un puto centro.

Gabriel Mercado (7) No tendrá cuello pero tiene proyección y gol.

Ramiro Funes Mori (∞) Infinitamente el mejor, todos se pelean por tenerlo en el equipo. No juega contra Bolivia. Yo postergaría el partido.

Marcos Rojo (Ɽ) De menor a mayor. Al principio pego más que ayahuasca en ayuna.

Lucas Biglia (4) Beausejour lo tuvo de hijo, cuando Biglia recién aprendió a pronunciar ese apellido el partido ya había terminado.

Matías Kranevitter (6) Reemplazo a Mascherano, lo hizo bien y no vi ningún “Kranevitterfacts”.

Ever Banega (5) Pasaron casi tres años y seguimos robando con su parecido al motochorro Aguirre.  Necesitamos una fuerte autocritica.

Lionel Messi () Cada vez que agarraba Wi Fi le pintaba la cara al resto.

Sergio Agüero (µ) Parecía una mosca chocando contra un vidrio, ese vidrio eran los defensores chilenos.

Ángel Di María (7) Velocidad para desequilibrar a pesar de esas orejas antiaerodinamicas.

Entraron.
Gonzalo Higuaín (5) Entro para jugar de contra y ver si podía meter algún drop de penal.

Augusto Fernández (-) Solo para justificar el viatico.

Ezequiel Lavezzi (-) Estaba rompiendo las pelotas en el banco de suplentes contando chistes o haciendo alguna joda, por eso lo metieron.

(*) No pibe no se coma todos los amagues, no es el Nene de verdad, es una parodia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top