Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por la Tía Virginia (*)

Hola mis queridísimos amigos ¿Cómo están? ¿Cómo los trato el fin de semana? ¿El fin de año? ¿El fin de milenio? Ayyyyy pero cuantas cosas tenemos para contarnos. Por lo pronto vamos a empezar por esta maravillosa fecha cinco que ya se terminó. Porque las fechas se terminan, como las historias de vida. Muchas historias de vida se terminan para darles paso a otras. Así también pasa en el futbol. Las historias se terminan y comienzan otras. Como en Boca. Se terminó la de Falcioni y empezó la de Bianchi, se terminó la de Bianchi y comenzó la del  Vasco, se terminó la del vasco y ahora comienza la del Mellizo, la de Sampoli o la del amigo de los periodistas, Martincito. Pero así es la vida, el futbol y todo. Así que mientras yo me tomo este vasito de vodka con whisky y campari, les dejo esta bonita historia de vida que fue la fecha número cinco. A disfrutarla.

Ay pero que mal le va a Atlético Rafaela. Pero que bien le va a Atlético Tucumán. La realidad de dos Atléticos. Al principio se llaman igual pero tienen historias distintas en este torneo. Como esa linda historia de vida de la máscara de Hierro. Pero qué bueno que Di Caprio ganó el Oscar. Se lo merecía. Fantástico. Me quede toda la noche viendo la entrega de los Oscares. Muy bonito todo, Salí en camisón al balcón a festejar que haya ganado el actor del pueblo. Pero bueno. Gano Atlético Tucumán. 3-0. Los goles los hicieron Romat primero y luego Rodríguez, el eterno Rodríguez. Qué lindo que la gente sea tan querida como él. Le paso a Leo en los Oscares. El tercer gol lo hizo Menéndez. Después del partido los barras hicieron pintadas en contra de los jugadores y con muchas faltas ortográficas. Así el mensaje pierde sentido mis chiquitos, hay que estudiar negro, como dice Iorio, que rico chico que es Ricardito. Le mando un beso.

Perdió Boca y perdió a su técnico también. Ay este chico Angelici echando entrenadores por que no ganan. Así no vas a salir adelante. Hay mucho por reflexionar en Boca antes de rajar al entrenador, pero con los tiempos traumáticos que se viven hoy en día suelen pasar estas cosas. Ahora parece que viene el Mellizo Guillermo. Con Gago se va a entender bien con las protestas, por ahí pueden fundar otro partido como el PO, para quejarse todo el día. Que cosa estos chicos que se quejan. El único gol del partido lo hizo Roger Martínez. Un negrazo. Me encantan los hombres de color, y dicen que vienen bien dotados. No sé, es lo que dicen. A mí me encantan la verdad. Encima el gol lo hizo de taco, Roger tiene todo lo que las guachas quieren.

Lindo partido entre San Martin y Lanús. Fueron muchos los goles. Que lunar más sexy que tiene Almirón. Qué lindo tipo de hombre, me lo comería en dos panes jiji. Ay pero que me hace decir el vodka ¿A usted le parece? Dening puso el primer tanto. Este chico tiene un apellido como un artista de Hollywood ¿No le parece? Pero enseguida el granate iba a empatar: Nicolás Aguirre, que luego se iría expulsado. Sand, el eterno Josecito, pondría el 2-1  y Lanús puntero con puntaje perfecto. Pero el granate no iba a poder sostener el resultado y fue Toledo que puso el 2-2 final.


Gano Temperley y volvió a perder Tigre. Pobre Camoranesi, las cosas no le salen como las planea. Pero hay que tenerle fe y paciencia, ya las cosas se solucionaran. Como se le solucionaron a Chris Gardner en la muy maravillosa historia de vida de “En búsqueda de la felicidad”. Tempranito a los ocho minutos apareció Gonzalo Ríos para poner el 1-0. Tigre no supo encontrarle la vuelta al partido, como esos guionistas que no pueden encontrarle una vuelta a las novelas. Y eso es malo porque la novela se termina alargando o termina perdiendo el partido, como le paso a Tigre. A los 25 del primer tiempo, Chimino puso el segundo tanto y fue todo alegría en Temperley que empezó mal el torneo pero poco a poco fue recuperándose, como Chris Gardner cuando pudo arreglar su maquinita de huesos.

Interzonal.


Fue un partido que prometió más de lo que paso realmente. Como esas sagas en donde la cosa parece ser que va a estar más espectacular que la primera pero resulta ser un fiasco. Mucho roce, mucha pierna fuerte. Parecía una película de Stallone. Ay que pena me dio Sly que no gano el Oscar, pero ya se te va a dar Sly, no te aflijas. Mira a Di Caprio sino como tuvo que esperar y no desespero. El primer gol del partido recién vino a los 24 minutos del segundo tiempo, cuando Belluschi marco para San Lorenzo. Como el comediante John Belushi, aunque a la gente de Huracán mucha gracia no le hizo. Pero sin embargo iba a aparecer Abila para marcar el empate, cuando estaba todo por terminarse, cuando ya los créditos estaban por salir en la pantalla. 

(*) No es la Virginia de verdad, es una maravillosa parodia. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top