Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Periodismo deportivo (Manga de vendedores de humo, mercenarios, verdugos); Jugadores de Estudiantes y de Gimnasia de la Plata (Terrrrrrrrrrrrrrrmos, boludazos, violentos, peleadores).

Abajo: Daniel Angelici (Presidente de Boca, sommelier de eses, desencajado); Rodolfo Arruabarrena (Entrenador de Boca, Sean Penn de la salada); Valencia (Equipo español ultrajado a goles por el Barcelona).

Selección.
El periodismo deportivo en verano siempre suele hacer lo mismo: Si a un equipo le va bien en esos amistosos pedorros lo agranda para luego al primer traspié en el torneo descuartizarlo; si a un equipo le va mal suele despedazarlo directamente en el verano. Esto último hizo con el Vasco Rodolfo Arruabarrena. El imitador facial de Sean Penn en la película “mi nombre es Sam” tuvo un verano para el olvido, perdió ambos superclásicos y los otros equipos lo vapulearon aprovechando que el conjunto xeneize tuvo menos volumen de juego que Dertycia volumen de pelo. Hasta Juan Román Riquelme le pegó un palito. En que fue un verano de mierda para Boca estamos todos de acuerdo pero… ¿Es grave no haber jugado bien en el verano? Y… tormenta no hay, pero sopla vientito. Pero para el periodismo fue un tornado. Casi más y piden la renuncia a coro del Vasco. Recordemos que el año pasado algo similar había pasado con Gallardo y luego obtuvo la Libertadores. Pero claro, el verano es largo y hay que vender diarios… y humo.

A esta altura ¿Se puede agregar algo sobre los incidentes entre los jugadores de Estudiantes y los de Gimnasia de La Plata? Andújar repartiendo a mansalva hasta que lo agarro Brum y lo sostuvo en el piso para que los compañeros se desquitaran de los golpes. Lo único rescatable fue Niell tratando de que no le peguen más al arquero y viendo si podía separar. La verdad que mucho más no tenemos para acotar, la mierda rebalso el pozo ciego que es el fútbol argentino últimamente. Y todos nos tendríamos que hacer cargo, periodismo, hinchas, dirigentes, jugadores… TODOS. Encima ahora el Tribunal sanciono ejemplarmente con varios jugadores que protagonizaron los disturbios, pero claro hecha la ley hecha la trampa: ahora parece que encontraron un hueco legal y las penas se achicarían “armando” amistosos… nada para agregar, solo esto que publicamos hace un tiempo:



Otro que la ligó la semana pasada fue Daniel Angelici. Le paso lo mismo que a Flor Peña, se le filtro un video donde movía la lengua. El presidente de Boca lo recontra cago a pedos al Cata Díaz por los gestos que hizo del “cero descenso” cuando fue expulsado en el primer superclásico del año. Pero lo hizo frente a personas y si el jugador enfrente.  Luego de publicado el video todo Twitter banco a muerte al Cata y el hashtag #CataTeBanco fue TT en cuestión de minutos. ¿Tuvo razón el presidente?  Y si… pero hay ámbitos y ámbitos. Angelici tuvo que salir a pedirle disculpas al jugador y a aclarar que lo iba a hablar personalmente con el pollera de Daniel. Según él, su error fue hablar como “hincha”… una vez que piensa algo como hincha y lo terminan matando.  Luego pidió sanciones ejemplares para los disturbios ocurridos en el clásico platense y termino yendo a la CONMEBOL a pedir que le bajen la pena con ese temita que pasó en el superclásico de la Copa Libertadores. Inmediatamente tanto Tinelli como D’Onofrio le saltaron a la yugular. Pensar que ahora el más recatado de Boca es Osvaldo.

Valencia vivió un partido de terror, el Barcelona le lleno la canasta con siete pepas que pudieron ser ocho. Siete a cero, por lo menos Brasil le hizo un gol a Alemania. La serie está prácticamente definida para el Barcelona que viene garchandose a más gente que el peladito de Brazzers.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top