Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por Ale Apoesia (*)
Cuatro palomitas blancas van dejando el celeste cielo, tomando impulso desde el verde césped hacia la eternidad. Cuatro fechas han pasado ya. Allá va Tévez resucitando a un Boca que venía convulsionado por las dagas del periodismo y las sabanas de Orión. Allá va Tévez realizando más quiebras que los bancos griegos. Quien pudiera ser Tévez y volar al gol o ser Brian Fernández y volar simplemente. Se jugó el clásico de Avellaneda. Levantando la mano cual pedido de atención estuvo el Ruso Rodríguez, porque él quería llamar la atención: “Hey miren el golazo que me van a hacer” y tenía razón, danzante en el aire estaba Licha López cual bailarín del Colón y puso el 1-1 para delirio de su gente. Que linda fecha se ha ido nene. Y como erra Gio Simeone, allá va danzarín impertérrito, como un rayo misterioso hará nido en cualquier parte menos adentro del arco. Que lid, que lendo, que leendo don Niembraaa. Y así el pulular de la fecha se nos va entre los dedos como arena de la playa o como las vacaciones que duran menos que un polvo de eyaculador precoz. Y se va y llegara la quinta con sus emociones y yo mientras me voy a la quinta a ver si me doy un chapuzón en la pileta porque estoy sudando Fastix.

The Sadman es una leyenda alemana, una leyenda de miedo y Sand mete miedo y goles nene, goles que le sirven a Lanús para trepar alto en la cúspide de la zona 2. Blancas y celestes palomitas se enfrentan a granates en el estadio de Lanús. Conurbano. Peligro, peligro de gol, esta Sand y es gol en el primer tiempo Romat no despeja y los nubarrones acechan el área de Atlético Tucumán y la lluvia moja la arena, la arena que es Sand y es victoria de Lanús. Viejo como los vinos que se añejan, así Sand es el goleador, como me tomaría un tinto nene.

Acabose el invicto del tiburón. Cavallaro cual caballa en el mar aleteo surcando las olas en Mar del Plata para llegar al puerto del gol, y así se desmoronaba el castillo de arena de Aldosivi que seguía invicto. Pero Facundo Quintana logro el empate para el conjunto local que quería volver a quedar cerca de la punta.  El tiburón quiso quedarse con los tres  puntos. Ahí está el tiburón buscando el empate. Ahí está tratando de pasar la línea del pincharrata.  Ahí está el tiburón. Ahí está el tiburón. Se la llevo el tiburón, el tiburón. No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue. No pares, sigue, sigue, no pares, sigue, sigue.  Pero paro y Estudiantes surfeo la ola del gol gracias a Gastón Díaz de penal y se llevó los tres puntos a La Plata.
Interzonal

Acá los muchachos hicieron un minuto a minuto cual agujas del reloj marcando los impasibles minutos en su “tic-tac” celestial a la espera del alba. Acá te dejo el enlace nene: http://www.don-patadon.com/2016/02/asi-fue-el-minuto-minuto-de.html

(*) No tengas miedo nene, cualquier similitud con un personaje de similares características es coincidencia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top