Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por Rolando Grana
Buenas noches, mi nombre es Rolando Grana. Estamos aquí para hacer un informe sobre un tema que nos afecta a todos los futboleros o mejor dicho que afecta a los famosos. Se trata ni más ni menos que de Aaron Ramsey. A este chico galés lo estigmatizaron con algo que todos sabemos: cada vez que anota un gol, un famoso muere, estira la pata, espicha, ve crecer a los rabanitos desde abajo, se pone el sobretodo de madera, etc. ¿Pero es un mito o una realidad? Este último fin de semana, el jugador galés, tal como lo llamaremos de aquí en adelante, marcó un gol con el que su equipo, el Arsenal, le gano por 3-1 al Suderland. Al otro día falleció el mítico e icónico cantante David Bowie. Ayer este chico galés marco un gol en un empate entre su club y el Liverpool. Hoy nos dejó Alan Rickman, el actor que supo encarnar al mítico Severus Snape.  En internet hay una lista con todos los fallecimientos atados a los goles del jugador galés, sobre el cual nos basamos para realizar la gráfica que a continuación reproducimos:


Bien, parece que este chico es un fulmine total o tal vez lo hayan estigmatizado. A uno lo pueden calificar como aun hijo de puta, como a un chorro de mierda, como a borracho o lo que fuere. Pero no hay nada peor que a uno lo acusen de ser mufa, piedra, fulmine, lagarto. De eso no se vuelve nunca, por más que sea una mentira y más en el mundo del fútbol.

Aaron Ramsey nació el 26 de diciembre de 1990. Si sumamos: 26 + 12 + 1990, nos da la escalofriante suma de 2028. Si a ese número le restamos 1362, año en el que Europa es devastado por una gran tormenta y por la peste, o sea un año mufa para Europa, tenemos un resultado de 666. Un número realmente escalofriante, mis queridos amigos. Y si a ese numero le sumamos la cantidad de goles que hizo Saviola en el 2015, nos sigue dando 666, realmente algo que nos impacta. Sin embargo, hay que ser racional y no creer en estas supercherías. 

Les voy a contar algo: el domingo mi tía Olga se quemó una verruga con esos sprays que las congelan. En el día de ayer lo volvió a hacer. ¿Quiere decir que por cada verruga congelada y mutilada en mi tía Olga, va a morir un famoso? En el mundo del fútbol la superstición está a la orden del día. Los jugadores salen al campo de juego haciendo múltiples cábalas. Los hinchas peor. En el mundo del fútbol no hay lugar para los grises. Si un jugador es pecho frio, seguirá siendo pecho frio hasta el final, por más que gane tres mundiales. Con este jugador galés pasa lo mismo. No hay que creer, pero que las hay las hay. Mi consejo es no creer esto, a menos claro que sea famoso y allí le aconsejaría buscar una buen seguro contra todo riesgo. Buenas noches mi nombre es Rolando Grana.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top