Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Daniel "Cata" Díaz (Jugador de Boca, doble de Panthro, pollera) Tenis (Deporte casi tan viciado como el fútbol); Jonathan Silva (jugador de Boca, bruto)

Abajo: Carlos Tévez (Jugador de Boca, voleibolista, puteador de rivales); Leonardo Pisculichi (Jugador de River, golpeador); Jonathan Maidana (Defensor de River, cabeceador, dador de tucumanos)

Un antiequipo donde casi todos fueron protagonistas del primer Boca-River del año. Fue el sábado pasado, aunque parezca que pasaron seis meses. Este superclásico fue tan amistoso como los huevos cuando hace calor: se pegaron todo el tiempo e hicieron un desastre. Primero fue Jonathan Silva, quien hachó a Gabriel Mercado que tuvo que irse lesionado. Casi le ponen otro cuello ortopédico pero en la gamba. A partir de allí el primer Boca-River se desmadró: empezaron a pegar más patadas que las que te pega heladera cuando la abrís descalzo, mojado y en bolas. En el medio de este tole tole, Carlitos Tévez tuvo un insólito: a lo Alonzo Mourning, se mando un tapón terrible. La cagada es que esto no es básquet y Loustau, que tuvo mas trabajo con las tarjetas que las promotoras de Tarjeta Naranja, se apoyó en el asistente para sancionar penal. Único gol del partido que le permitió al conjunto de Gallardo quedarse con un amistoso que tuvo tanto de amistoso como la AFA de honesta. El gol lo hizo Leonardo Pisculichi, que luego empañaría su correcta tarea al meterse en la hecatombe. "Piscu" fue, repartió y volvió a sentarse en el banco como si nada. Le hicieron la gran Caniggia en el mundial del 2002: expulsado en el banco de suplentes. Antes de la expulsión de la musa inspiradora de Rodolfo De Paoli, hubo un episodio que, si uno veía bien, parecía un scrum. Tévez le dijo algo a Jonathan Maidana, este reaccionó, le tiró un tucumano, Carlitos cayó al suelo como noqueado por Tyson y allí empezaron a darse mas murra que el peladito de Brazzers con cualquier fémina que le cruzara una palabra en sus peliculas. El area de River parecía la linea C de subte de tantos empujones. Antes se había ido expulsado el Cata Díaz, la mujer seguro después lo recontra cagó a pedos y lo mando a pasear al perro. El Cata algo le dijo a Loustau que lo rajó en forma casi instantanea. Al momento de irse, don Díaz la termeó como un campeón haciendo el gesto de "cero descensos" que es como el gestito de idea de Carlitos Balá pero con la mano invertida. No queremos ni imaginar como sería un nuevo superclásico por la Libertadores, llamen a la OTAN.

Sigue el escándalo que rodea al mundo del tenis. Arrancó la semana pasada y corrió mas rápido que Usain Bolt cuando se le va el bondi. Para colmo de males, se sumó un argentino al escándalo, Martin Vasallo Argüello, a quien lo comprometen varios mensajes. Segun fuentes de Inglaterra, en esta mafia de apuestas estarían involucradas la mafia rusa e italina... que dejan a los muchachos de la FIFA como a unos nenes del jardin "Ositos Cariñositos" de Gerli. Y la olla recien se destapa.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top