Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

“¡Léeme los labios! S-o-s  u-n  h-i-j-o  d-e  p-u-t-a,   l-a-d-r-o-n”
Eduardo Coudet, brotado psicoticamente.

"Lo más lógico es que este partido se vuelva a jugar porque es una vergüenza. Creo que es un pedido de todo el fútbol argentino"
Luciano Cefaratti, vicepresidente iluso de Central.

"Que River y Boca jueguen entre ellos y salgan campeón una vez cada uno. Si quieren que siempre Boca y River salgan campeón, nos dicen y los equipos del interior formamos una liga independiente"
Ricardo Carloni, vicepresidente segundo de Central, separatista.

"Soy un ser humano y me equivoqué. Luego del partido, miré las imágenes por TV y me di cuenta que no fue penal, así que pido disculpas a quien corresponda"
Diego Ceballos, inhumano.

"El penal fue un error, como tantos otros; no dudo de su honestidad"
Daniel Angelici, deglutidor de letras eses.

"Nos sacaron la final, no la perdimos. Son cosas reales"
Eduardo Coudet, víctima de la inseguridad arbitral.
"Hoy no es un día feliz para el referato argentino. A Ceballos lo designamos para dirigir la final porque era de mayor experiencia, pero no tuvo decisiones felices. Estamos tristes porque se equivocó. Hay que reconocer los errores. Lo grosero es grosero"
Miguel Ángel Scime, bipolar.

"Es cierto que influyó en el resultado y un error arbitral definió el partido, pero los errores son aislados. Este tipo de cosas no pasan todos los días".
Luis Segura, error grondonista que pasa todos los días.

"Ceballos alentaba a los jugadores de Boca en los contragolpes. Les decía dale que hacen el gol, que ya iba a llegar, algo así. Dos o tres jugadores afirmaron lo que había ocurrido. Molestó profesionalmente a los jugadores"
Walter Perazzo, memorioso.

"Sentimos malestar general. Nos estaban metiendo la mano en el bolsillo y en el corazón porque nos sacaron un año de trabajo duro"
Marco Rubén, poeta.

“los ladrones en la argentina se visten de naranja. la culpa no la tiene boca.felicidades a Central por el trabajo realizado esta año”
Mario Alberto Kempes, pegándole a los árbitros, a los holandeses, a los sciolistas…

"Uno debe creer en la buena fe de los árbitros. Son seres humanos y se equivocan, como nosotros. Ayer le tocó un mal partido, como le puede tocar uno bueno. Todas las determinaciones de un juez en los 90 minutos, sean finales o no, siempre incidirán en el juego"
Guillermo Barros Schelotto, hablando de un árbitro por primera vez sin llorar.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top