Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer puesto: Rodolfo Arruabarrena (Entrenador de Boca, campeón, efectivo)

Segundo puesto: Diego Milito (Jugador de Racing, ovacionado, casi retirado)

Tercer Puesto: Ricardo Zielinski (Entrenador de Belgrano, sumador, doble de Caruso Lombardi sin monóxido de carbono)

Selección.
Hasta el domingo por la tarde el vasco Rodolfo Arruabarrena era el técnico con un efectividad asombrosa, claro eso sin un título no sirve para nada. Era como ir al boliche, levantarse a todas las minas pero no ponerla. Ayer se terminó, Boca se coronó campeón y el Vasco sumo su primer título. Boca no fue vistoso, enfrente tuvo un rival más duro que la mandíbula de Fava, aposto por Monzón y se llevó el título. Cuando cayó derrotado por Racing todos hablaban del fantasma de La Volpe, fantasma que el mismo Arruabarrena se encargó de espantar. Boca es campeón y después de remarla durante todo el año en un mar de poxirán con dos escarbadientes, el Vasco se queda con el título. Ahora tendrá la final de la Copa Argentina contra Rosario Central. Más allá de todo esto, su futuro está atado al de Angelici.

Aun no se sabe que será del futuro de Diego Milito en Racing. Si va a seguir o se va a retirar. Al parecer seguiría 6 meses más, pero nunca se sabe. Por lo pronto frente a Crucero del Norte se despachó con dos goles y recibió una emocionante ovación en el minuto 22. Después del partido conoció a  Milito Joaquín, el bebe que recibió su apellido como nombre. Menos mal que Niembro no tiene un hijo en estos momentos, le pondría Schweinsteiger Osvaldo Maidana Niembro.

Ricardo Zielinski con su Belgrano le gano un partido crucial a Estudiantes de La Plata. Era un rival directo. Ahora con un empate prácticamente estaría accediendo a dicha liguilla, Estudiantes ahora está a 2 puntos. En caso de empate de puntos se clasifican por diferencia de gol y allí el conjunto del entrenador eterno en el cargo saca una diferencia de 0 sobre tan solo 4 del Pincha. El nivel de juego de este Belgrano no es para que los almeydaguardiolistas aplaudan como focas, pero con un equipo compacto y haciéndola fácil está a un paso de meterse en el gran objetivo del equipo cordobés, un gran mérito del Caruso Lombardi sin esquizofrenia reinante. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top