Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer Puesto: Los Pumas (Selección Argentina de Rugby, cantantes profesionales del himno, luchadores, ex adictos a la derrota digna)

Primer Puesto: Alejandro Gagliardi (Delantero de Nueva Chicago, goleador, eclipso a Neymar, Tata Gagliardi es Argentino)

Segundo Puesto: Eduardo Coudet (Entrenador de Rosario Central, demente, adicto a los festejos)

Tercer Puesto: Gabriel Milito (Entrenador de Estudiantes, resistido)

Selección.
Tenemos dos primeros puestos, no queríamos dejar pasar la fiebre Puma. La antítesis del “yo no lo vote” en referencia al turco en los 90, es el clásico futbolero del “Yo siempre los banque” y hoy por hoy esa frase abunda más que las frases hechas de los tres candidatos que van primeros en las encuestas para presidente.  Los Pumas le ganaron a Irlanda y llegaron a la semifinal de este mundial en la mismísima Inglaterra. Y todos los que se burlaban de las adicciones a la “derrota digna” que tenían los pumas desaparecieron o quedaron muy pocos. Los que afloraron fueron los veletas que ahora son hinchas de los pumas de la primera hora (del domingo pasado por la mañana). Siempre nos tomamos en joda esas derrotas, pero el rugby en la Argentina creció exponencialmente. Hasta hace 15 años imaginarse a al combinado nacional en la semifinal de un mundial era más difícil que imaginarse a Vicky Xipolitakis en la final de las olimpiadas de matemáticas.  Nos hacemos cargo, a Los Pumas le dimos hasta el hartazgo y hoy por hoy le cerró la cola a más de uno. Y si van a representar a nuestro país, nos comemos la cerrada de ano de la mejor manera. Porque bancamos a quienes nos representen, sea rugby, futbol, bolita con rodillera o chin chon. Ahora el público los banca, claro hasta que tropiecen de nuevo y allí estarán todos para recordarle eso de la derrota digna ¡Que viva el veletismo Pisculichi!

Neymar hizo cuatro goles ¿Y? Acá Alejandro Gagliardi se despachó con 4 y el periodismo no está en fila india esperando para sobarle la quena. ¿Gagliardi es menos que Neymar? Por supuesto que no. Tráelo a Ney a jugar a Mataderos, al primer “La concha de tu padre, pone huevo puto”, cuelga los botines y se hace pastor de la iglesia universal. Cuatro goles hizo Gagliardi para darle esperanza a Nueva Chicago en su salvación. El torito tiene que ganar los dos que quedan y esperar a que Colón no sume nada o que sume un solo punto para aspirar a un desempate. Tata, Gagliardi es argentino.
San Lorenzo se bajó de la pelea, pero el que sigue corriendo desde atrás es el conjunto de Rosario Central, dirigido por Eduardo Coudet. El chacho le puso su impronta al equipo y llega a pelar las últimas dos fechas. Claro, desde ya todo Rosario Central le está prendiendo una vela a Tigre, si Tigre le gana a Boca y Central a Banfield, en la última fecha se cruzan ambos, lo cual sería una verdadera final.  ¿Y si Boca empata contra Tigre, Central le gana a Banfield y el canalla luego le gana a Boca? ¿Habrá final? ¿Habrá definición de quien tiene la chota más larga? Con la AFA de por medio nunca se sabe…

Gabriel Milito calladito y en silencio está metiendo a Estudiantes a la liguilla pre libertadores. El entrenador de los rulos que es más resistido que su cabello a los acondicionadores de a poquito fue sumando y ya se metió en la zona que clasifica a dicha instancia. Para llegar allí tuvo que vencer a un durísimo Quilmes que venía de 10 partidos invicto. No solo le gano, lo goleo y por ahora está cumpliendo uno de los objetivos. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top