Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Daniel Angelici (Presidente de Boca, desubicado, Inútil); Periodismo (Maquina generadora de humo, mala leche); AFA (Manga de inútiles, mentirosos, cagadores)

Abajo: Donald Trump (Vendehumo multimegamillonario estadounidense, mediatico, facho); Daniel Osvaldo (Jugador del Porto, para nada vendehumo, tuitero, molesto, tío); Luis Segura (Grondolieber duro, Inutil)

Selección.
Daniel Angelici sigue molesto por el tema de la fecha 23. Así como en su vocabulario no se encuentran las letras s, tampoco tiene el sentido de la ubicación. El jueves se pegó una patinada más grande que el Chicharito Hernández al patear un penal. "La suspensión de la fecha no le devolvía la vida a Emanuel Ortega" fue el titular de todos los sitios deportivos. Una frase completamente repudiable, desubicada. La suspensión de la fecha fue por respeto, por luto, por dolor. Si, más desubicado que Garce en un mundial. Hasta acá más o menos estamos de acuerdo. Pero queremos hacer entrar al siempre aclamado periodismo deportivo argentino. Si bien la frase de Angelici fue menos feliz que Riquelme haciendo pretemporada, hubo una parte de la frase que no salió en los titulares. La frase se completa con lo siguiente: “…y se sigue jugando en los mismos estadios…”. Estamos en una sociedad lectora, donde el 75% de la gente lee un titular y no así la nota entera. Parafaseando a Ángel Cappa: “Esconden las verdades, cagones de mierda”. Todos los que solo leyeron el titular y se fueron, tienen como impresión que Angelici es un terrible hijo de puta, por tales declaraciones. Si, lo es o lo puede ser. Pero también dijo una enorme y dura verdad. Desde la AFA dieron una fecha de luto como para “cumplir” si total se siguen jugando en las mismas condiciones. Vamos por día 102. Están más lentos que Sand en darse la vuelta. Recordemos que el 19 de mayo, la AFA dijo que en 90 días iban a realizar las protecciones correspondientes en todos los paredones lindantes. El lunes, Pablo Legman, de Atenas de Río Cuarto chocó contra un paredón. Se fracturo una muñeca y termino con varios golpes. Pudo ser peor, pero tuvo la suerte —según trascendió—, que amortiguo el impacto gracias a una reposera… ¡Una reposera! Muy pocos hablaron del tema. Claro, era del interior y no se murió nadie. Mientras, Tinelli se llena la boca hablando de una auditoria, mientras el otro corrupto de Segura busca perpetuarse en el cargo y el periodismo solo le da bola cuando hay un fallecido, como el chico Ortega, nada parece solucionarse. Total, los boludos van todos los partidos a la cancha, hinchas y jugadores.

Y porque la venta de humo no solo la hace el periodismo local. Este viernes salió publicado en el New York Post, algo así como el Crónica yanqui, que Donald Trump quería comprar el club favorito del Papa Francisco. Si, San Lorenzo, no va a ser el Marinos Yokohama.  Un hermoso humo imperialista que nos llenó los alveolos.  “Maybe Donald Trump is looking to court the Catholic vote” (Tal vez Donald Trump esté buscando cortejar el voto católico), arranca la humeante nota. COF, COF, COF. Abran una ventana por favor. La nota realmente es una usina humistica de la san puta, y acá el tema corrió más rápido que Usain Bolt cuando se le va el bondi. Salió por todos lados. Genero tanta repercusión que hasta el mismo multifachomillonario tuvo que salir a desmentir dicha información mediante twitter. Desmintió la nota y cerró con un “Never even heard of the team”, que traducido significa, “ni puta idea de ese equipo”. Claro, lo de don Trump no es el fútbol. Su deporte favorito, por lo visto, es la caza de inmigrantes hispanos.

Twitter es un cardumen con miles y miles de tiburones ansiosos esperando un herido que naufrago en el mar. Los tuiteros suelen olfatear cualquier rastro de sangre para luego descuartizar a su víctima. Y alguien sangró, y ese alguien fue Daniel Osvaldo quien sangro por la herida de verse en gastadas por lo de vendehumo y lo de su sobrino. El segundo tío más famoso, luego del tío Lucas se cansó de que lo jodieran por twiter con el tema de su comercio de humo y sobre su sobrino. Grosero error. Luego del tweet, miles y miles de tuiteros sedientos de sangre, arremetieron con todo contra el pseudohipster.  Si Caruso Lombardi se hubiera enojado por cada vez que lo llamaron vendehumo, ya hubiese liquidado más gente que la primera guerra mundial Tranquilo Osvi, todos trabajan y/o estudian, lo de darte a vos es un mero pasatiempo…

¿Se juega la fecha 23? ¿No se juega? Si hasta aquí la gestión de Luis Segura tenía más dudas que un emo un domingo lluvioso por la tarde, ahora se fue todo al carajo. Recordemos. La semana donde se jugaría la fecha 23 iba a ser fecha FIFA, o sea, no se iba a jugar. Pero como ocurrió el lamentable fallecimiento de Emanuel Ortega y la fecha 13 se suspendió. Se corrieron todas las fechas y está que iba a no jugarse, debería disputarse por una cuestión de calendario. Bah, lo del calendario es por decir algo, porque este torneo amorfo tiene 30 fechas, 75 partidos por la liguilla pre libertadores y 7.500 partidos por la liguilla pre sudamericana. Problema de calendario no es, es un problema de organización de este torneo. Segura no sabe si se va a jugar o no, por ahora se jugaría pero hay que ver lo que dice el Comité Ejecutivo. Menos organización que un pogo.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top