Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Arriba: Parma (Equipo difunto del Calcio, Finado del balompié); Juan Carlos Crespi  (Termodirigente, llorón); Paulo Wanchope (Ex Entrenador de Costa Rica, violento, demente, el Rambo morocho)
Abajo: Termos riverplatenses (Colados, polizones, adictos al All Access); Marcelo Tinelli (Conductor de TV, Empresario, Vicepresidente de San Lorenzo, Marketinero, Grondonista); Luis Segura (Presidente de la AFA, inútil, revendedor de entradas, antitinellista, Grondonista)

Selección.

Ni desaparecido tiene paz el pobre Parma. El equipo que supo romperles las bolas a los equipos grandes de Europa en la década del ’90, como todos saben quebró hace tiempo, tuvo que bajar hasta la Serie D y cambiar su nombre al de Parma Calcio 1913. Pero no solo eso, porque esta semana tuvo que salir a subastar todas sus copas para poder subsistir. Lo dejaron más en bolas que a Vicky Xipolitakis cada vez que sale en la tele. 1913 tendría que ser los años de cárcel que les den a los hijos de puta que llevaron al club a esta crisis insostenible. Pero no solo tuvo que salir a vender sus copas. También vende su marca “Parma FC” y todos los equipos, tanto médicos como deportivo. El Parma tiene tanta mala suerte que en cualquier momento aparece Leguizamón para embargarle las copas. El chavo del ocho al lado es Bill Gates fumándose un habano.



Es un mes complicado para ser hincha de Boca, no solo por el éxito que esa teniendo River, sino también porque salió a hablar Juan Carlos Crespi, despertando la vergüenza ajena de muchos hinchas de Boca. Uno de los dirigentes más termos de la Argentina, salió a hablar y a llorar por la no postergación del partido de Boca. Lloro más que Andrea Del Boca en “Celeste, siempre Celeste”. Tuvo la desagradable idea de pronunciar una frase completamente fuera de lugar: “…Cuando se mató el chico en la ruta, Lanús pidió la suspensión y lo tuvo…”. Ay.  Boca lo que quería era adelantar el partido contra Gimnasia para no perder a sus jugadores de Selección… Bah a Tévez, porque a Gago se lo dan con un moño.  Lo cual fue negado en un principio, pero luego Segura dijo que van a adelantar el partido o los jugadores viajaran luego.  Puede tener razón o no, pero hay formas y formas estimadísimo JC… El hincha de Boca debe estar más acongojado porque un tipo como Crespi lo represente que por los éxitos logrados por River.

¿Se acuerdan de Paulo Wanchope? Al costarricense que tuvo un paso por Rosario Central se le salió la cadena y la carusolombardeó violentamente. El entrenador de Costa Rica, que después de esto tuvo que renunciar, estaba viendo un partido entre la Sub-23 de su país contra Panamá. Estaba más alterado que El Tano Pasman de Bodart por los fallos del árbitro y se sacó. Quiso entrar al campo de juego pero se topó con un alcanzapelota que era menor de edad y con cierto parecido al gordito de la película “Up”, Wanchope lo empujo pero desde atrás un hincha, creemos que de Panamá, acordó de la Cobra y lo hizo cobrar (cuac). El simpatizante, un petiso con la cara de Martiniano Molina, le metió más manos que Pacquiao a Mayweather. Luego vino la seguridad y termino separando.

Cuando hay algún partido muy importante, final de Libertadores o Sudamericana. O cuando un equipo sale campeón por primera vez o hace tiempo que no lo hacía. Comienzan a circular entradas falsas por todos lados. Muchos hinchas pagan una buena suma pensando que es una entrada original. Cuando llegan a los molinetes o cuando pasan algún vallado, y algún policía o del control les informan que son entradas truchas se les derrumba la ilusión. Muchos quedan boyando a la espera de algún milagro. También están aquellos que no consiguieron entradas, ni truchas y se mandan para la cancha esperando el milagro también. Esto no es nuevo, es casi tan viejo como la prostitución o Mirtha Legrand.  El milagro ocurre, pero no es ningún prodigio del cielo. Es un negocio. Y ese negocio se puso en evidencia en el diario La Nación el día sábado cuando publico los pormenores de la Barra de River. Quienes por una módica suma de $2.000 hacían ingresar a esta gente desesperada al estadio para presenciar la final. El Olé, si, ese diario al que tanto criticamos, confirmo estos hechos cuando publicó una serie de audios donde salían a la luz un verdadero sistema de relojería suiza de corrupción y de negocio entre la barra y algunos trabajadores del estadio miembros de UTEDyC… ¡Pero que viva el negocio Pisculichi!

Se desato una interna que está más caliente que nunca en la AFA. Por un lado Marcelo Tinelli y por el otro, Luis Segura. Una guerra de Grondonistas contra Grondonistas.  Tinelli está apelando a todo el lobby posible y Luisito Segura le está tirando encima el aparato Grondoniano. Si nos dan a elegir, no queremos a ninguno de los dos. Tinelli es Grondonista de pura cepa. Cada vez que puede elogia al ex presidente vitalicio de la AFA. Y Segura, es un Grondona lobotomizado.  En este momento se están tirando con el estatuto. Los Tinellistas interpretaron a su conveniencia el artículo de la antigüedad como dirigente. En cambio los Seguristas por primera vez le dan bola al estatuto. Y esto recién empieza. Y la frutilla del postre la dio don Luis  al decir que Rafael Bielsa había firmado un dictamen en el que aseguraba que según lo estudiado del estatuto, Tinelli no podía ser elegido como candidato a presidente. El mismo ex canciller tuvo que salir a desmentir y trato de mentiroso al actual presidente de la AFA. Mientras tanto ya se cumplieron los 90 días —tal como bien nos indico el lector Diego Acosta— que estipuló la AFA para que todas las canchas con paredes cerca del campo de juego tengan protección y la mayoría de los clubes sigue en bolas. Seguimos yendo solo los locales, las barras hacen y deshacen…
Nos encantaría un tipo del interior o alguien que realmente valore el futbol de las provincias, un tipo que federalice de verdad el fútbol y no este mamarracho de los 30 equipos, alguien que tenga un proyecto serio de saneamiento de todos los clubes. Alguien que termine el tema de barras, que el hincha de verdad pueda volver a disfrutar de sus colores sin tener que aguantar el nauseabundo olor de los negocios podridos entre dirigentes, barras y todo aquel que se caga en el fútbol.  Pero es solo un sueño.
Ahora bien, si tenemos que elegir solo entre estos dos, nos quedamos con el Cabezón. Por lo menos ya presento un proyecto coherente a largo plazo. Puede que su “grondonismo” sea un prejuicio nuestro, pero todo aquel que se quema con leche, ve a una vaca y llora. En cambio Segura siguió con las viejas prácticas del grondonismo duro, al que no está de acuerdo con él, se va a la mierda.  El tema es que nadie más sea eterno en el sillón presidencial de la calle Viamonte, sea Tinelli, Segura, Juan Pérez, Micho, tito, Gordo y Cabezón. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top