Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Por Ale Apo (*)
Danzarina se fue la fecha 19. En otros tiempos esta fecha 19 era el telón que se bajaba, era el último acto donde se coronaban campeones once guerreros en el verde césped. Pero multiplicase la cantidad de equipos, como se multiplicaron las estrellas en el cielo, o los platos de fideos con tuco en mi mesa. Son 30 los equipos ahora y 30 las fechas. Ya no hay telón final en la fecha 19. Ya no hay angustia, desolación, nerviosismo ni queso para los fideos con tuco. ¿Será posible? Pero no importa porque ahora en el verde césped la estela jubilar del rodar del esférico se dilata, se agranda cual upite atravesado por el enorme y venoso sable de la justicia. Tengo miedo nene. Tenemos dos punteros, dos punteros que esperan quizás a un tercero que puede ser River. El River del Muñeco Gallardo, que al contrario de los muñecos de juguetería, es él quien juega con el resto. Qué lindo que es el fútbol Nene, a pesar que no tenga queso para el tuco.

¡Cómo le costó a Rafaela volver a la victoria! Cual ballena entrando por los diques de Puerto Madero. Cortinas al viento, cual cortina grasosas de carnicería revolotean en la entrada, estaba Bastia poniendo pierna firme en el medio. Pero quiso el destino que Aldosivi, ganase uno a cero a los 38 minutos a través de Miracco. Miraccomo grita el gol Miracco. Osmar Ferreyra puso el marcador parejo cual césped de Country y las emociones se terminaron en este primer tiempo. Pero en el segundo nos aguardarían más sorpresas. Porque  León en contra, el León que muerde a la propia manda puso el 2-1 en contra. Le sonreían los astros a Rafaela, pero el árbitro iba a repartir tarjetas cual RRPP de esperanto y se le iba a complicar. Afuera Ullua y Serrano y a resistir. Y resistió porque finalizo así la batalla de los 9 guerreros que quedaban en pie. Qué lindo es el futbol nene.

Vacas flacas en el horizonte de la V azulada. V de moretones hoy en día, pues la dicha lo ha dejado y la suerte lo ha golpeado. Temperley con una camiseta celeste cielo pero con nubecitas salió al verde césped en busca de quedarse con los tres puntos y lo logro. La primera estocada al corazón de la red la hizo Leandro Desabato y sangro el grito de gol para Vélez. Pero Temperley no iba darse por vencido ni aun vencido y Vílchez agarro la lanza y abrió el arco para que salgan las tripas de la alegría en la gente de Temperley. Pero no iba a quedar así, porque una ráfaga goleadora, certera hizo que el arco defendido por Aguerre se desplome en un grito de gol por intermedio de Sambueza. Gano el gasolero y yo tengo gases nene.

Cero a cero nene. Los 22 guerreros que se enfrentaron en el verde césped de La Paternal, en el semillero del mundo, no pudieron henchir la espada del gol en el flacido vientre de la red y así gritar eternamente por el gol tan anhelado.

Hay alargamiento en el penar de Nueva Chicago en este torneo. La agonía se estira y el Torito de Mataderos entra a sufrir por esos tres puntos que no vienen. En frente los guerreros de Estudiantes que lograron tres puntos vitales en una transición que también se alarga cual tratamiento peneano de esos que manda mail ¿Sera verdad? ¿Sera mentira? Cual sopa fría me miro y no veo el fideo. Pero allí ya está Estudiantes para que Mendoza, de penal logre que la pelota haga el amor con el arco y giman en un grito de gol. Gano el Pincharrata.

(*) No tengas miedo nene, cualquier similitud con un personaje de similares características es coincidencia.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top