Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5

Primer Puesto: Ricardo Zielinski (Entrenador de Belgrano, inmortal en el cargo)

Segundo Puesto: Fernando Cavenaghi (Jugador de River, goloso, goleador, glotón)

Tercer Puesto: Jonathan Calleri (Jugador de Boca, Marcosrojista)

El “tocuen” cuando arranco este torneo fue que al haber más equipos del interior, había más posibilidades que esos equipos pudiesen pelear el torneo. Pasadas 17 fechas, los primeros cuatro puestos son para los equipos grandes. El cuarto puesto es para el conjunto cordobés de Ricardo Zielinski. Salvo el conjunto mencionado del Ruso, y un punto por abajo, el Central de Coudet son los únicos del interior que están metiéndoles presión a los de arriba. Belgrano es un equipo compacto, ordenado que sabe a lo que juega. Los  Guardiolalmeydiscappistas no se tocan al ver al Pirata de Zielinski. Pero es un equipo que gana, que molesta, que defiende cuando hay que defender y que ataca cuando hay que atacar. Zielisnki está en el cargo hace casi 5 años. Este Caruso Lombardi sin puntos de rating, mide en la tabla de posiciones.

Cuando todavía no sabe qué va a hacer, cuando todos lo acusan de gordo; Fernando Cavenaghi se despachó con cuatro goles.  Si bien los defensores de Atlético Rafaela últimamente no pueden marcar nada ni en el google maps. Cavenaghi demostró que todavía está vigente y más de un hincha de River lo pidió de titular para el cotejo ante Guaraní. El “torito” esta decimo en la tabla de goleadores históricos de River y segundo en la del campeonato actual, y eso que jugo poco. Tendrá muchas calorías encima pero también goles.

Cuando todos los flashes se los llevaba la vuelta de Tévez, apareció Jonathan Calleri con su golazo de rabona para que todos terminen hablando de sus golazos. El pibe con un perfil más bajo que un Susano, la viene remando desde hace rato. Entre él y Palacios la vienen remando tanto que también hubiesen ganado una medalla dorada en los Panamericanos. Su gol recorrió el mundo. La verdad es que fue una definición “barrrrrbara” como diría el Bambino Veira. Llego al cielo de las rabonas, donde Marcos Rojo tiene las llaves de este paraíso. . Además un tipo agradecido ya que ni bien termino el partido le agradeció a Falcioni por haberlo llevado. Si otro hubiese sido el de esa definición, se sacaba 250 selfies, pelaba la chota hacia helicóptero y pedían que lo vendan al Barcelona. Necesitamos más jugadores humildes como Calleri, viejo. 

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:


Top